Segundo día de huelga sin seguimiento y con niveles de recogida de basura del 15% al 100% en A Coruña

Los porcentajes de retirada se mantienen similares a los días previos, desde los paros del 24 y 25 de junio | La empresa monitorea el rendimiento y expedientará por incumplimientos

Basura acumulada en Linares Rivas

Basura acumulada en Linares Rivas

El segundo día consecutivo de huelga en el servicio de recogida de basura se saldó de nuevo sin seguimiento, informó el Ayuntamiento este martes. Los niveles de residuos retirados se mantuvieron, en la madrugada del martes, entre el 15% del volumen habitual en A Sagrada Familia, A Sardiñeira y Elviña, y el 100% en Os Mallos, según los datos municipales, que revelan porcentajes similares a los días anteriores, tras los paros convocados para el 24 y del 25 de junio, periodo en el que la plantilla siguió una huelga de celo por la que las calles no han vuelto a estar del todo despejadas de basura desde entonces. La empresa monitorea el trabajo de la plantilla tras las “bajadas de rendimiento” y abrirá nuevos expedientes disciplinarios, aseguran fuentes próximas a Prezero —del mismo grupo empresarial que Lidl—.

El comité de empresa argumentó este lunes que la falta de seguimiento de la huelga en la noche del domingo al lunes se había debido a los “servicios mínimos abusivos” que había decretado el Ayuntamiento. Fuentes próximas a la empresa, sin embargo, aseguran que “los servicios mínimos han sido los mismos que en días anteriores de huelga, cuando sí la secundaron”. Sostienen que “no secundar la huelga, por tanto, es una estrategia para que cobren el 100% de los trabajadores, pero están de huelga de brazos caídos a efectos prácticos”.

El Concello señala que “los porcentajes de rendimiento [en la noche del lunes al martes] son muy similares al resto de días”. Preguntado por los avances para esclarecer si puede decretar la emergencia sanitaria los días en que no hay huelga convocada y contratar a otra empresa de forma puntual, no descarta esta vía y asegura que “a día de hoy se están evaluando todas las posibilidades”. El portavoz del comité de empresa, Alfonso Seijo, garantizó este martes que la huelga “no se va a desconvocar” y que el viernes habrá una reunión con el comité “para estudiar nuevas medidas”, entre las que se baraja ampliar los paros “durante todo el mes de agosto”. El comité, cuyos integrantes pertenecen en su totalidad al Sindicato de Trabajadores de la Limpieza (STL) —investigado por la justicia por una presunta trama criminal en la que se cobraban mordidas por contrataciones—, ya había advertido de que mantendría los paros hasta que la empresa atendiese sus demandas: subir el salario un 1% y “cumplir el pliego técnico del contrato”, que dicta, según el comité, que los contratos indefinidos deben formalizarse con los empleados que con mayor antigüedad obtuvieron contratos eventuales. Fuentes próximas, sin embargo, aseguran que el sindicato pretende recuperar poder sobre la contratación. Y Prezero ha avisado por escrito, en una nota de régimen interno dirigida a los trabajadores, que “en ningún caso se puede aceptar ceder el ‘control’ del personal”, como, asegura, pretende el STL.

Fuentes próximas a la empresa señalan, además, que a día de hoy se encuentran de baja 62 trabajadores, de los 200 que integran la plantilla, según datos ofrecidos por el Ayuntamiento, que en los días de huelga de celo cuestionó la normalidad de que casi un tercio del personal esté de baja y de los bajos volúmenes de residuos retirados en los días en los que no había paros convocados.

En la madrugada de este martes, los menores porcentajes de basura retirada en comparación con lo normal se registraron en A Sagrada Familia, A Sardiñeira y Elviña, con un 15%. En O Castrillón se retiró un 20%; en Monte Alto, Ciudad Vieja, Os Rosales y Labañou, un 30%; en O Ventorrillo, Agra do Orzán, Matogrande y Eirís, un 40%; en Os Castros, un 50%; en barrios alejados del centro como Mesoiro, Feáns y Valaire, un 70%; la zona del estadio de Riazor, el centro y Pescadería, un 80%; y en Os Mallos, el 100%, de acuerdo a los datos del Concello. Los niveles de recogida llegaron a caer, en días pasados, al 10% en alguna zona.

El impacto del conflicto en el servicio de recogida se ha traducido en quince días en los que las calles no han logrado liberarse del todo de basura. Trabajadores decidieron en asamblea la semana pasada priorizar la recogida de las bolsas y los restos ubicados en el exterior de los contenedores sobre el vaciado de los mismos, lo que ha derivado en que en algunos puntos se han retirado los montones de basura, pero los colectores no se llegan a evacuar. El comité justificó esta decisión por priorizar la salubridad y la higiene de las vías públicas y culpó a la empresa de organizar mal el servicio. La empresa, en el escrito dirigido a la plantilla, sostuvo que debe vaciarse también el interior. Y recordó que las indicaciones del comité no deben seguirse si no las ratifica la dirección empresarial. Fuentes próximas sostienen que el comité desobedeció también la orden de iniciar cada noche las rutas donde se había parado la noche anterior para, en su lugar, empezar de nuevo desde el principio del recorrido, por lo que no se llegaba a muchos puntos.