12 de febrero de 2008
12.02.2008
EL DETENIDO ENCAÑONÓ AL RESPONSABLE POR UNA DISCUSIÓN QUE HABÍA TENIDO CON DOS CLIENTES

Un hombre amenaza con una escopeta de caza al encargado de una cafetería

12.02.2008 | 03:46
Exterior de la cafetería Picadilly, situada en la avenida de la Marina.

El sospechoso fue arrestado por la Policía Nacional cuando abandonaba el establecimiento, situado en La Marina. Los agentes descubrieron a un camarero con el arma en otra calle.

María Pardo.A Coruña

Un hombre de 51 años fue detenido la madrugada del sábado por su presunta implicación en un altercado que tuvo lugar en la cafetería Picadilly de La Marina. M.I.M., natural y vecino de A Coruña, está acusado de haber amenazado al encargado del local con una escopeta de caza.

Según la versión de los hechos del responsable del negocio, el sospechoso discutió con dos clientes antes de abandonar el local para dirigirse a su domicilio en busca de la escopeta. Armado, regresó sobre las cinco de la mañana y encañonó el encargado mientras le decía: "¿dónde están tus amigos que me los llevo?".

La víctima de estas amenazas contó a los agentes que consiguió arrebatarle el arma con la ayuda del camarero. Cuando los policías, unos de paisano y otros de uniforme, llegaron a la avenida de

La Marina, observaron a un grupo de personas que salían del establecimiento por miedo a resultar lesionadas. Al ver a los funcionarios, varios testigos señalaron a M.I.M. como el hombre que momentos antes había entrado en el bar portando un arma. Aunque en esos momentos ya no tenía la escopeta, los agentes le encontraron en un cacheo superficial cuatro cartuchos del calibre doce.

Los policías se interesaron entonces por el destino que los responsables de la cafetería le habían dado al arma. Uno de los testigos les dijo que el camarero la había arrojado bajo un vehículo, pero cuando la buscaban comenzaron a escuchar voces en la calle Riego de Agua, por lo que se dirigieron corriendo al lugar de donde procedían los gritos. Por la parte de atrás de la cafetería donde se produjo el altercado encontraron a una persona "con indumentaria de hostelería" que portaba la escopeta, que tiró al suelo cuando fue requerido por los agentes.

Según las primeras investigaciones llevadas a cabo por las patrullas que se desplazaron a la avenida de La Marina, el hombre fue en busca de la escopeta tras una discusión con dos clientes.

El detenido, que ha sido acusado de un delito de amenazas y otro de tenencia ilícita de armas, tuvo que ser asistido en la Casa del Mar por las heridas que presentaba, y que al parecer se produjo durante la reyerta en el bar. Los agentes comprobaron que la escopeta estaba cargada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es