12 de julio de 2010
12.07.2010

Concluye el festival de Ortigueira con la presencia de casi 95.000 asistentes

La fiesta, que se desarrolló en un ambiente intertribal y con buen tiempo, se clausuró anoche tras 72 horas de música folk en directo y una veintena de conciertos gratuitos

12.07.2010 | 12:42
Desfile de bandas que puso fin, ayer, al festival de Ortigueira. / efe

Ortigueira cerró ayer la XXVI edición de su Festival Internacional del Mundo Celta con la asistencia de casi 95.000 personas y una última jornada en la que se desarrollan el desfile de bandas de gaitas de las naciones celtas y la final del Proyecto Runas.

El buen tiempo, la calidad musical, el ambiente intertribal y la baza de la gratuidad total han mostrado su eficacia a lo largo de este festival, que, según un comunicado de la organización, mantiene su posición hegemónica en las preferencias del público pese a la crisis y la fuerte competencia de otras citas musicales.

La última jornada del acontecimiento retomó el espíritu más tradicional del certamen de música celta, declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional.

El desfile, organizado por la Escola de Gaitas de Ortigueira, reunió a buena parte de las bandas de gaitas que participaron en la edición como las agrupaciones de Bretaña (Bagad Karreg An Tan), Escocia (Johnstone Pipe band), Asturias (El Enxambre) o bandas llegadas de Valencia y Murcia.

Y, sobre todo, gallegas (Banda de gaitas de Ladrido, Banda de gaitas Viana- Manzaneda, Banda de gaitas A.C Malante y Cuarteto Os Viqueiras).

La tarde contó con el Proyecto Runas, en el que los grupos emergentes Celtic Maze, Xabi Aburruzaga y The Crass compitieron en directo por ganar su plaza en el cartel del festival Ortigueira de 2011.

Además, los vecinos y los festivaleros que permanecieron ayer en Ortigueira tuvieron ocasión de disfrutar de la final del Mundial de fútbol 2010, que enfrentó a España y Holanda, a través de una pantalla gigante, situada en la explanada de conciertos.

Por el escenario del festival pasaron a lo largo de estos cuatro días José Manuel Budiño, uno de los artistas más veteranos en esta cita, consu último trabajo, Volta, un proyecto audiovisual que incluyó su concierto en Ortigueira el pasado verano; los Hermanos Molard, el emblemático gaiteiro de esta formación, Patrick Molard.

Decenas de miles de folkies tomaron estos días la superficie del pinar de Morouzos, junto a la playa, la zona libre de acampada que el Ayuntamiento acondiciona para este evento musical.

La XXVI edición del Festival Internacional del Mundo Celta, que se desarrolló desde el pasado jueves, está organizado por el Ayuntamiento, con la colaboración de la Diputación de A Coruña y el patrocinio de Estrella Galicia y Gadis. Este festival folk, que es gratuito y cuenta con un presupuesto que ronda los 600.000 euros, está considerado Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2005.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook