28 de octubre de 2011
28.10.2011

Pasión y tensión entre religiones

El festival de cine euroárabe Amal aborda en Santiago los problemas de las relaciones de pareja entre miembros de diferentes culturas

28.10.2011 | 02:00

Las relaciones entre parejas de diferentes religiones y la tensión que pueden generar es uno de los temas analizados esta semana por algunas de las películas que concurren al festival internacional de cine euroárabe Amal.

Los filmes La salida de El Cairo y Atracción árabe analizan el límite de la pasión amorosa entre parejas y el rechazo de una parte de la sociedad a ese tipo de matrimonios, uno de los temas que proyecta la novena edición del Festival Amal, organizado por la Fundación Araguaney-Puente de Culturas.

La salida de El Cairo, del director egipcio Hessam Issawi, narra los avatares de un joven de familia musulmana y una chica de la minoría cristiana copta que exploran la posibilidad de huir del país en busca de una convivencia fuera de esos prejuicios y de un futuro mejor.

Conversiones religiosas

También Atracción árabe, un documental austríaco de Andreas Hovarth, examina las relaciones todavía más difíciles entre una mujer feminista y atea que durante unas vacaciones se enamora de un joven yemení veinte años más joven y acaba convirtiéndose al islam para casarse con él, por lo que pasa a ser su segunda esposa. Issawi subrayó que las relaciones entre un hombre musulmán y una mujer cristiana son "más frecuentes" que al revés, ya que indicó que le parece difícil que pueda haber darse ese tipo de situaciones que rechazan los que interpretan de manera estricta el islam, y señaló que ha habido enfrentamientos sangrientos en los últimos años entre ambas comunidades.

Precisó que si bien su película logró pasar el control de censura que todavía persiste en el país, dijo, cuando la proyectó recientemente en Egipto, tuvo "muchísimos problemas", ya que la percepción sobre ese asuntos es aún difícil.

Por su parte, Hovarth apuntó que la pareja protagonista de su documental permanece temporalmente en Salzburgo, ya que su vivienda en Sana, la capital de Yemen, se encuentra precisamente en la zona en la que en los últimos meses se han registrado manifestaciones contra el régimen autoritario del presidente Ali Abdalá Saleh.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario