01 de diciembre de 2011
01.12.2011

Una exposición pionera en España exhibe lo mejor de la tipografía animada

La muestra 'Type in Motion', que se podrá ver en la Fundación Barrié de Vigo hasta abril de 2012, analiza cómo han cambiado las formas de expresión en prensa, publicidad, música y cine

01.12.2011 | 20:39
Vídeo musical en la exposición. / r. grobas

Palabras, frases y textos que desfilan por las pantallas de los ordenadores, las televisiones, los carteles informativos de aeropuertos y estaciones, los vídeos musicales y los créditos de las películas protagonizan una exposición que desde hoy y hasta el 1 de abril de 2012 acoge la Fundación Barrié en Vigo.

Se trata de Type in Motion, una muestra artística sobre la preponderancia de la tipografía dinámica en la publicidad, los medios de comunicación, internet, el diseño gráfico e incluso la vida cotidiana, compuesta por más de un centenar de obras del Museo del Diseño de Zúrich que la Barrié trae por primera vez a España.

La exposición, que está dividida en diferentes espacios temáticos: videoclips, cortometrajes, anuncios, gráficos animados, espacio público y largometrajes, hace un repaso a esta forma de expresión, desde sus precursores hasta las últimas tendencias.

Entre las instalaciones figura Subterrain homesick blues, presentación de la gira de Bob Dylan de 1967 en la que el cantante muestra unos carteles con la letra de la canción que suena de fondo, así como trabajos más recientes como el vídeo The child, en el que los personajes, objetos y edificios están hechos con palabras.

En el apartado cinematográfico destacan Atrápame si puedes, de Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo di Caprio, por el uso de los créditos como resumen de la película, y la entrada de Con la muerte en los talones, de Hitchcock, donde las letras se reflejan en los espejos de un edificio del que parte la trama.

La muestra recoge el gran formato, como las pantallas instaladas en la sede de Novartis en Basilea donde se proyectan referencias literarias a modo de titulares de prensa, hasta las tarjetas de felicitación animadas de Philip Apeloig o la aplicación web de Issey Miyake, donde las modelos de un desfile devienen en palabras.

El comisario de la muestra, Andres Jansen, explicó que la sociedad está "rodeada" de textos en movimiento que aparecen en pantallas de gran y pequeño formato, como las del portátil o el teléfono móvil, y que la idea es hacer una aproximación a los diferentes usos que se hacen de este "nuevo fenómeno".

Jansen cree que existen "muchas posibilidades para experimentar" con los textos en movimiento, ya que combinados con música, sonidos o ambas cosas a la vez resultan "más atractivos" para determinados usos, como las tarjetas de felicitación digitales, aunque tiene claro que "no leeremos un libro entero" con esta fórmula.

En la presentación de la exposición, el comisario incidió en la activación de varios sentidos a la vez, no solo la vista, a través de la tipografía dinámica, capaz de trasmitir ideas, sentimientos y emociones, según apuntó el director de Patrimonio y Cultura de la Fundación Barrié, Enrique Fernández.

De forma paralela a la exposición se desarrollarán actividades para escolares, como talleres lúdicos o un concurso de postales navideñas digitales, para familias, como un sistema de animación de caracteres hechos con plastilina, y para personas discapacitadas.

Ritmo y música

El texto animado en una imagen en movimiento a menudo se encuentra íntimamente asociado con la música. En el caso de los vídeos musicales esto se hace especialmente evidente desde el punto de vista acústico y visual con la letra de las canciones que se pueden leer y escuchar simultáneamente, reforzándose mutuamente y a veces animándonos a cantar al unísono. Una serie de videoclips de artistas como Prince, Alex Gopher, No Doubt, Wir sind Helden, Kanye West o Yello demuestran que lo que en su día fue novedad ha madurado para extenderse a todos los géneros y estilos musicales.

Los largometrajes suelen comenzar con una secuencia de títulos cuyo diseño y contenido crea el ambiente apropiado para el mundo de la obra en cuestión. Una tipografía animada puede contribuir a la muchas veces ingente cantidad de texto sobre las personas que han contribuido a hacer la película realidad, y que suele aparecer en los créditos finales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario