10 de mayo de 2020
10.05.2020
La Opinión de A Coruña
Música

Bono en 10 canciones: el líder de U2 cumple 60 años

Celebramos el aniversario de uno de los cantantes más influyentes de las últimas décadas

10.05.2020 | 09:08
Bono, de U2.

El 10 de mayo de 1960 un suburbio de Dublín celebraba la llegada al mundo de Paul David Hewson, un ya de por sí rechoncho lechón irlandés destinado en no muchos años a pilotar una de las bandas más exitosas de la historia de la música popular de nuestro tiempo.

Sus primeros años de vida no fueron muy diferentes de la de cualquier muchacho irlandés, tratando de encontrar su lugar en aquel mundo entre la religión, las inquietudes artísticas y las humildes perspectivas de futuro.

Nadie podría haber imaginado en aquellos años que en 2020 Paul sería Bono y estaría liderando -desde hace 45 años ya- a una de las bandas de rock más grandes del planeta, actualmente en reposo tras el término de su Experience + Innocence Tour, que pasó en septiembre dos noches por Madrid.

Desde su retiro espiritual, suponemos que el irlandés sabrá celebrar su cumpleaños como procede. Brindando un poquito por lo menos.

I will follow (1980)

Después de llamarse Feedback y The Hype, U2 despegaron y pronto ganaron buena reputación gracias a sus enérgicos directos. En 1979 llegó su primer sencillo, Three, como antesala del debut largo con Boy en 1980. No es muy habitual que con apenas 20 años tu primer gran éxito en la música reflexione sobre la dramática muerte de tu madre (cuando Bono tenía 14 años), pero esa intensidad emocional la marca de la casa al hablar de U2. I Will Follow es precisamente eso y es la primera canción de su primer disco.

New Year's Day (1983)

El grupo se afianzó con October (1981) y sobre todo el rotundo y más maduro War (1983). Un disco rotundamente Clash, ya superado el punk rock, que buscaba más reencontrarse con los Who que abrir nuevas vías. Eso es U2, en definitiva, solo que llevado a un melodramático nivel nunca antes explorado en 'New year's day'.

Bad (1984)

En constante crecimiento en aquellos años, cronistas y fanáticos coinciden en señalar la actuación de U2 en el festival Live Aid de julio de 1985 en el estadio londinense de Wembley como un punto de inflexión para la banda. Buena culpa de ello reside en la emotiva y teatral interpretación que Bono hizo de este Bad perteneciente a su cuarto disco, The Unforgetable Fire (1984). Una suerte de trance hipnótico con bajada al foso incluida ante millones de telespectadores de todo el planeta.

Where the streets have no name (1987)

Ya nada sería igual para U2 tras su paso por el Live Aid, y eso que hasta tres años después no plantarían el árbol de Josué. The Joshua Tree, un álbum 'blockbuster' que les convirtió en un fenómeno de masas transversal, número 1 en Estados Unidos y Reino Unido y otros tantos grandes mercados.

Con clásicos atemporales como Where the Streets have no Name, I still haven't found what I'm looking for y With or without you los irlandeses se lanzaron a su primera gira por estadios y así se plantaron en julio de 1987 en un abarrotado Santiago Bernabéu para su primera cita con el público español. Toda la épica de estadio en U2.

Heartland (1988)

No deja de ser una continuación, pero es otra cosa. Mantiene el dramatismo épico de unos irlandeses descubriendo norteamérica, lo cual como es natural casi les mata. Pero de alguna manera 'Heartland' mantiene todo el punto irlandés marginal de todos los discos que les hicieron monolitos y, al mismo tiempo, se abre a algo desconocido. Y ya que estamos hablando de Bono, esta es una de sus interpretaciones más emblemáticas.

Ultra violet (Light my way) (1991)

Convertidos ya en dinosáuricas estrellas del rock de estadio gracias a The Joshua Tree (1987) y Rattle and Hum (1988), U2 afrontaron el cambio de década mutando en un grupo prácticamente irreconocible con Achtung Baby (1991), aclamado álbum que, a pesar de todo, contenía cortes de sonido más clásico como este Ultra Violet (Light My Way), que aún no siendo single siempre aparece entre los favoritos de los fans más fans entre los fans. Que ya es decir.

Kite (2000)

Tras una década loca y arrolladoramente experimental plasmada en los discos Zooropa (1993) y Pop (1997), U2 decidió volver a sus raíces y facturar música agradable para las masas en All that you cant leave behind (2000). Canciones para todos los públicos, de fácil escucha y digestión como Beautiful Day y Elevation. Y, bueno, otras que sí son bonitas como 'Kite', una cometa que vuela sin pin parental. Probablemente una de los cinco mejores canciones de U2.

Sometimes you can't make it on your own (2004)

Bono perdió a su padre en mitad del tramo europeo de la gira Elevation de 2001, a pesar de lo cual no canceló ningún concierto. En el siguiente disco del grupo, How to Dismantle an Atomic Bomb (2004), destacó desde el primer momento su apasionada interpretación vocal de este Sometimes you cant make it your own dedicado expresamente a Bob Hewson.

Every breaking wave (2014)

Después de terminar en julio de 2011 la gira más taquillera de la historia (con 736 millones de dólares de recaudación), con la que presentaron No line on the horizon (2009), U2 pasaron un tiempo lejos de los focos. Pero regresaron haciendo todo el ruido posible en septiembre de 2014 colocando gratuitamente su disco Songs of Innocence en las todas las librerías de iTunes del planeta, con la consiguiente polémica.

Este trabajo tuvo su pertinente presentación en vivo en The Innocence + Experience Tour, una gira por pabellones de Norteamérica y Europa que sorprendió una vez más por su ambición visual. Aunque también había momentos de recogimiento como este Every breaking wave cantado cada noche con Bono acompañado al piano con The Edge desde el centro del recinto. Porque Bono es, después de todo, sencillamente un cantante.

The little things that give you away (2017)

Una vez concluida la gira por los treinta años de The Joshua Tree, con la que U2 hicieron taquilla durante 2017, el grupo se centró en finiquitar su siguiente álbum, Songs of Experience (2017), lanzado en diciembre como continuación de Songs of Innocence (2014). La consiguiente gira, Experience + Innocence, es a su vez la continuación de la Innocence + Experience, fue una especie de cuadratura del círculo.

No son pocos los fans que creen que una vez cerrado el ciclo desde la inocencia hasta la experiencia, el fin de U2 podría empezar a tener una línea en el horizonte. Pero eso no está ni mucho menos anunciado, por lo que seguramente solo sean especulaciones y, de hecho, ahora los rumores hablan de un tour asiático para este mismo 2019.

Más bien parece la apertura de una nueva etapa para los U2 sesentones, aunque también es verdad que una de las canciones de Songs of Experience, The little things that give you away, parece una despedida: "Sometimes when the painted glass shatters and you're the only thing that matters, but I can't see you through the tears. Sometimes the end is not coming, it's not coming, the end is here... sometimes". A veces cumples años, eso es básicamente lo que pasa. Y te caen los sesenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario