Primera RFEF

El Málaga toma ventaja al Nàstic en su duelo por subir a Segunda

Agencias

El Málaga dio este sábado el primer paso para regresar al fútbol profesional al ganar por 2-1 al Nàstic de Tarragona en el partido de ida de la final de ascenso a LaLiga Hypermotion, con dos goles del delantero Roberto Fernández en un duelo muy igualado. La otra plaza se la comenzarán a disputar hoy el Barcelona Atlètic y el Córdoba (20.00 horas, Estadi Johan Cruyff).

El equipo malagueño salió con ánimo dominador, quizá algo sobrado y motivado, durante veinte minutos y, cuando bajó el ritmo intenso, el Nastic lo aprovechó para adelantar líneas y dominar el ritmo del encuentro, además de mostrarse firme e impecable en su sistema defensivo, que no tenía fisuras.

La polémica llegó en el tiempo añadido de la primera parte, con un saque de esquina a favor del Málaga que Roberto remató de cabeza para batir al guardameta Varo. Los jugadores del Nàstic se quejaron al colegiado de que un jugador del Málaga tiró un balón que tenía en las manos al césped y en ese momento, con todos parados, el juego se reanudó y marcó el equipo malagueño. El tanto, finalmente, subió al marcador.

La segunda parte se inició con el Málaga perdido, que aprovechó el Nàstic con una jugada personal de David Concha, que definió impecablemente con un disparo por la escuadra. El Málaga volvió a la carga y en un córner el defensor Trigueros agarró al central Einar Galilea y el colegiado señaló penalti. Lo lanzó el máximo goleador malaguista, Roberto, que firmó su segundo tanto en el minuto 58.