11 de mayo de 2010
11.05.2010
La Opinión de A Coruña
Fase de ascenso a Segunda B

Un duro clásico para el Fabril

El filial se medirá en la primera eliminatoria al Burgos, que no pierde en casa desde noviembre de 2008. Ex deportivistas como Elduayen, Ribera o Carlos jugaron allí

11.05.2010 | 02:00
Los jugadores del Burgos saludan a su público en El Plantío tras el último partido de Liga. / valdivielso

El Burgos, un club que militó en Primera División nueve temporadas, la última la 1992-93, será el rival del Fabril en la eliminatoria entre los campeones de grupo de Tercera que luchan por el ascenso a la Segunda B. El enfrentamiento a doble partido comenzará este fin de semana en la ciudad castellano-leonesa, en el campo El Plantío, y continuará seis o siete días más tarde en Abegondo. El que gane saltará directamente de categoría, el que pierda aún tendrá dos oportunidades más para subir contra segundos, terceros o cuartos clasificados.

El primer desafío que se le presenta al Fabril será el de ganar en una fortaleza prácticamente indestructible. Ningún rival del Burgos Club de Fútbol logra la victoria en El Plantío desde noviembre de 2008; fue La Granja el que lo consiguió. Durante la presente campaña sólo escaparon cuatro puntos del terreno burgalés -por dos empates ante el Arandina y el Tordesillas- y el equipo que entrena Javier Álvarez de los Mozos solamente ha perdido dos partidos en el campeonato, contra el Valladolid B (3-0) en la segunda jornada y ante el Aguilar (1-0) en la decimotercera, el pasado 15 de noviembre.

El Burgos lleva demasiados años alejado de la elite. Su techo competitivo en la última década lo tocó en el curso 2001-02, cuando militó en Segunda División, pero ese año descendió. En la campaña 2007-08 bajó a Tercera y antes, estando en Segunda B, participó sin éxito en cuatro fases de ascenso a la categoría de plata.

En su plantilla actual hay dos futbolistas gallegos, el delantero Manuel Blanco, Nel, que la campaña pasada fue el máximo goleador y que en ésta ha sufrido demasiadas lesiones, y el joven centrocampista Jacobo Trigo, que llegó al Burgos en edad juvenil para jugar en el equipo de la División de Honor y se ha consolidado en el mediocampo de la primera plantilla.

La entidad castellana, que sufrió dos descensos administrativos cuando se llamaba Real Burgos y ascendió desde categorías regionales a mediados de los noventa como Burgos Club de Fútbol, tiene más conexiones gallegas. El mismísimo Arsenio Iglesias fue entrenador en Primera División en la campaña 1978-79. Por sus filas pasaron además jugadores vinculados al Deportivo en años posteriores, como el portero Agustín Elduayen y el defensa José Luis Ribera, actual mano derecha de Miguel Ángel Lotina en el Dépor. Ambos coincidieron en el club burgalés en la máxima categoría a primeros de los noventa con un futbolista criado en la cantera deportivista, Portela.

También pasaron por el Burgos en divisiones más modestas y años posteriores Celestino Noé, actualmente en el Cerceda; Repi, que ahora juega en el Deportivo de fútbol indoor; y Carlos García Becerra, delantero que debutó en Primera División con el club coruñés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook