05 de julio de 2010
05.07.2010

Pablo Cancela, nieto de un mito del Deportivo

05.07.2010 | 12:17

El hockey sobre patines es un deporte familiar. En él se pueden encontrar muchas sagas de jugadores: padres e hijos, hermanos y primos. Pablo Cancela Moll forma parte de una de ellas. Cancela, por parte de su padre, Antonio Cancela, portero en los mejores años del Dominicos. Moll, de su abuelo materno, un mítico del Deportivo: Dagoberto Moll. Con estos antecedentes, sería lógico pensar que el ya ex jugador del Patín Cerceda —acompañará la próxima temporada a Toni Pérez en el Alcoy— diera sus primeros pasos sobre patines y pegando patadas a un balón de fútbol. "Pues no. Nunca me impusieron nada. Hice fútbol, natación, hockey... muchos deportes. Pero en el fútbol era muy malo y en el hockey no tanto. Por eso acabé aquí", confiesa el coruñés.

A pesar de ello, Cancela creció apegado al hockey y a los patines. Y también sabiendo que tenía una leyenda como abuelo, no obstante, Dagoberto Moll formó parte de uno de los mejores Deportivos de la historia, que llegó a ser subcampeón de Liga. Junto a Corcuera, Oswaldo, Franco y Tino fueron conocidos como la mítica Orquesta Canaro, una delantera argentino-uruguaya —salvo Tino, que era coruñés— que se hinchaba a marcar goles allá por donde iba. "Mi abuelo no habla mucho de aquella época, pero para mí sí que es un gran orgullo saber que él ha significado tanto en la historia del Deportivo", explica su nieto.

Pablo habla también con admiración de su padre. "Él es un enamorado del hockey, igual que yo. No tengo muchos recuerdos de cuando iba a verle a los partidos, pero sé que sí que iba y supongo que eso te marca, porque desde muy pequeño estuve ligado a este mundo", reconoce el jugador. Para cerrar el círculo, él mismo ya tiene alguien por detrás que quizás, en un futuro, le siga los pasos, ya que es el padrino del hijo de Juan Copa, técnico del Patín Cerceda y compañero de su padre en Dominicos.

La familia Cancela sólo es un ejemplo más de las muchas que hay en el hockey. En el Liceo, sin ir más lejos, compartirán equipo la próxima temporada los hermanos Lamas, Josep y Eduard, hijos a su vez del presidente del equipo. Otro jugador que defiende la elástica verdiblanca, Jordi Bargalló, también tiene toda una saga en las pistas. Su hermano Oriol es portero, ahora en las filas del Noia, conjunto en el que se encontrará con su primo Francesc. Y Jordi avisa. Su hermano menor ya pide paso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

LaLiga

El fútbol como motor social

El fútbol se ha convertido en algo más que un deporte por la influencia que potencialmente llega a ejercer en la sociedad. Es, el otro fútbol.


Buscador de deportes