26 de febrero de 2011
26.02.2011
40 Años
40 Años
HOCKEY SOBRE PATINES COPA DEL REY

Dos muros en uno

El Liceo busca la final pero se enfrenta a un doble reto: superar las semifinales, ronda en la que ha caído eliminado los últimos cuatros años, y ganar al todopoderoso Barcelona

26.02.2011 | 01:00

"¿Cómo tiene que hacer el Liceo para llegar a la final? Muy fácil, marcar un gol más que el Barcelona". Así de sencillo lo hacían en su época José Luis Huelves, Kiko Alabart y Carlos Figueroa, tres históricos verdiblancos, portero, defensa y delantero de uno de los mejores equipos de la historia. Más difícil lo tiene el Liceo de la actualidad. Se enfrenta a una pared que tiene dos tapias. El conjunto de Carlos Gil no sólo tiene que superar el muro de las semifinales. La ronda de los cuatro mejores es el tope de los coruñeses desde que en 2004 se proclamaron campeones en Jerez de la Frontera, cayendo los dos últimos años en el último minuto. El rival hace todavía más complicado el salto. El todopoderoso Barça, el gran favorito, se vuelve a cruzar en su camino y los enfrentamientos esta temporada no son alentadores con dos derrotas claras, 0-4 en Riazor en OK Liga y 7-2 en la final de la Copa Continental. La realidad ha demostrado a los liceístas que no están tan lejos. Como aliciente es el último precedente entre ambos, favorable a los herculinos, que eliminaron a los azulgranas en cuartos de final en la Copa del Rey de 2008 (3-2).

Figueroa muestra el camino hacia la final. "Hay que ponerlos nerviosos. El Barcelona, cuando juega tranquilo, es muy difícil de sorprender. En cambio, si el Liceo consigue que no se marche en el marcador, que sea un resultado más igualado, es cuando se pondrá nervioso, como le pasó en Igualada y en Blanes. Será una gran semifinal", analiza y reconoce que "el Barcelona es el favorito porque tiene plantilla para ganarlo todo y se ha adaptado mejor a las condiciones pesadas y lentas de la pista". Alabart y Huelves, por su parte, hablan los dos del factor psicológico. "Tienen que seguir jugando como hasta ahora porque lo están haciendo mejor y con más continuidad y tienen que creérselo, pero sobre todo, no asustarse por el rival. Otros equipos con muchísimo menos potencial ya han sido capaces de ganar al Barça", advierte el ex defensa, mientras que el ex guardameta dice que "tienen que estar concentrados y convencidos".

A ambos conjuntos les sobra calidad para lograr el objetivo de alcanzar la final. La plantilla del Barcelona es la mejor del mundo, pero eso también le está suponiendo un gran hándicap. "Es muy difícil tener contentos a los ocho jugadores de pista y a los dos porteros", aporta Figueroa. El ex delantero y ex entrenador del Liceo ve sin embargo a dos jugadores por encima del resto. "Borregán está motivadísimo y Panadero me encantó en cuartos. En el Liceo creo que el que más puede decidir es Pablito, pero también Bargalló. Además, me está sorprendiendo Malián, quizás por su juventud era la mayor incógnita", comenta. Precisamente, Huelves señala al portero como una de las posibles claves del duelo. "Si Malián hace un buen partido será uno de los factores decisivos a favor del Liceo. Tiene una gran calidad y a pesar de su juventud ya tiene la experiencia de toda la temporada, que lo está haciendo fenomenal. Tiene que estar tranquilo y acordarse de todo lo que ha estudiado de ellos", aconseja uno de los mejores guardametas de la historia verdiblanca.

El Liceo-Barcelona es todo un clásico. En la época de Alabart, Huelves y Figueroa, quizás fuera más favorable para los verdiblancos que ahora, pero siempre hay que mirar el lado positivo. "Es un clásico y espero que lo siga siendo muchos años, porque eso significará que el Liceo sigue luchando, algo que tiene un mérito tremendo", concluye Alabart.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

LaLiga

El fútbol como motor social

El fútbol se ha convertido en algo más que un deporte por la influencia que potencialmente llega a ejercer en la sociedad. Es, el otro fútbol.


Buscador de deportes