Poco más de media hora necesitó el Fútbol Club Barcelona para finiquitar (5-0) ante el Levante su último trámite liguero antes de visitar la próxima jornada al Madrid en el Bernabéu, donde se jugará buena parte de sus opciones de reeditar el título.

El Levante no fue ni mucho menos de lo peor que ha visitado el Camp Nou y, sin embargo, pagó caras sus lagunas defensivas y la enorme efectividad que tuvieron los azulgranas, especialmente en la primera mitad, cuando acabaron en gol tres de sus cuatro disparos a puerta. Fue un partido plácido para el Barça de principio a fin.