Un gol del paraguayo Óscar Cardozo en el minuto 7 bastó para que el Benfica venciese sin brillo al Otelul Galati rumano y certificase su pase a los octavos de final como primero del grupo C, en el que el Basilea suizo acabó segundo al apear al Manchester United. El equipo portugués firmó una deslucida actuación, especialmente en la primera parte.