"El equipo va a más y el mejor Deportivo está por ver", así de contundente se muestra Dani Aranzubia sobre las últimas actuaciones del conjunto blanquiazul, que para el cancerbero "va a más y todavía tiene margen de mejoría". El guardameta riojano, siempre prudente, no lanza las campanas al vuelo pero matiza que en el último partido fuera de casa, ante el Valladolid, "se vieron cosas positivas".

Aunque los encuentros lejos de Riazor siguen siendo una asignatura pendiente para el equipo deportivista (con sólo dos empates a cero y dos victorias, de ocho encuentros a domicilio disputados), el portero blanquiazul indica que el conjunto siempre afronta igual los encuentros, independientemente de donde compita. "Las intenciones son buenas desde el primer día y el equipo está mejorando. Al principio en los partidos de fuera de casa las cosas no salían como queríamos, pero ahora jugamos mejor", declara el meta.

Aboga por pensar en el futuro y no en lo que se pudo hacer bien o mal en el pasado o en los puntos que se dejó el Dépor en el camino en sus aciagos encuentros como visitante. "Los partidos de atrás ni nos van a quitar ni nos van a dar nada, lo que tenemos es que seguir haciendo las cosas bien", reseña. Reconoce, sin embargo, que cuando se pierde fuera el conjunto tiene la "responsabilidad de ganar en casa".

El buen comportamiento del equipo en Riazor, dónde sólo ha conseguido ganar por la mínima el Hércules y empatar in extremis el Nàstic, no ciega a Aranzubia, que cree que lo peor que puede hacer el conjunto blanquiazul es confiarse. "El equipo está mejor en casa que fuera pero tampoco nos podemos relajar en Riazor pensando que vamos a ganar. Va a ser un partido muy complicado y no hay que pensar que ganaremos porque lo hicimos en los anteriores que jugamos en casa", aclara.

El Deportivo sólo ha conseguido acumular dos encuentros consecutivos con victoria que se remontan al inicio del campeonato, cuando los coruñeses se impusieron a domicilio al Barcelona (2-3) y la siguiente jornada ganaron al Sabadell, que llegaba con el cartel de líder, por 2-1. Los deportivistas no volvieron a encadenar una racha de victorias, algo que conjuntos que están arriba como el líder Hércules (que llegó a sumar seis seguidas) o Elche, con varias rachas de tres triunfos consecutivos.

"Todos los equipos han tenido rachas y nosotros sin haberlo hecho estamos cerca de ellos. Si conseguimos encadenar una podemos dar un salto de calidad", valora Aranzubia. Define al Numancia como un rival "complicado", que viene "en racha" (acumula siete jornadas sin perder) y "difícil de ganar". Pese a reconocer que el equipo en casa "está fuerte", cree que tendrán que hacerlo "bien" para vencer.