24 de septiembre de 2012
24.09.2012
CICLISMO / MUNDIAL EN RUTA

Gilbert ataca en el Cauberg y se viste el arcoiris

El belga era el favorito y su potencia le llevó hasta el oro. Por detrás, Boasson Hagen fue plata y Alejandro Valverde, bronce

24.09.2012 | 02:00
Gilbert, en el momento del ataque en el Cauberg. / pool

El belga Philippe Gilbert, con un irresistible ataque en el Cauberg, se convirtió en el nuevo campeón mundial de ciclismo en ruta, al imponerse en solitario en Valkenburg (Holanda), mientras que el español Alejandro Valverde se subió al podio por cuarta vez al ser tercero.

Gilbert se escapó en la subida al Cauberg sin remisión y llegó a meta primero destacado con cuatro segundos de ventaja sobre el noruego Boasson Hagen y cinco con Valverde. Como estaba previsto, la mítica subida fue la que definió a la postre el campeonato y la victoria fue para el gran favorito, uno de los clasicómanos por excelencia.

Valverde, por su parte, ya había sido segundo en 2003 y 2005 y tercero en 2006. Con su bronce, la selección española, que lució brazaletes negros en señal de luto por Víctor Cabedo, vuelve al podio tras el tercer puesto Purito en 2009.

La medalla fue la rúbrica a una gran labor de un conjunto con estrellas laureadas en pruebas de un día y por etapas, como Óscar Freire, campeón mundial en 1999, 2001 y 2004, Alberto Contador, Samuel Sánchez y Purito Rodríguez, y hombres de gran valor como José Antonio Flecha, Dani Moreno, Jonathan Castroviejo y Pablo Lastras.

La prueba, en cuyos inicios incluso se cayó Freire, discurrió por los cauces tradicionales, con numerosas intentonas de endurecerla, escapadas de grupos nutridos con hombres importantes. Las selecciones favoritas, como Bélgica, Italia, España, Australia, Gran Bretaña, Holanda y Estados Unidos, estuvieron siempre atentas y contaron con presencia en las escapadas.

En la más numerosa e importante, de 29 hombres, participaron Lastras, Contador y Flecha, pero como estaba previsto no tuvieron opción de llegar a meta. Por lo tanto, a falta de 30 kilómetros el grupo de aspirantes iba unido y comenzaba la prueba, eso sí, con 230 kilómetros ya en las piernas.

Samuel Sánchez, campeón olímpico en Pekín 2008, trabajó en este tramo final para que no se parara la prueba, el estadounidense Andrew Talansy y el británico Ian Stannard también quisieron jugar sus bazas en la penúltima vuelta, pero nadie pudo evitar que el grupo llegara unido a la última.

Fue la ascensión al Cauberg la que dictó sentencia, con todos los grandes equipos con una nutrida representación. Gilbert, arropado por un cuarteto de compañeros, se lanzó en la subida en pos del oro sin que nadie pudiera arrebatarle el jersey arco iris.

Nacido en Verviers el 5 de julio de 1982, el ciclista del BMC demostró que hizo una preparación a medida durante la temporada y especialmente en la Vuelta a España. Arrancó en el momento justo y con la potencia necesaria para que nadie se le uniera. Tiñó de arcoiris una temporada gris.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Buscador de deportes