10 de diciembre de 2012
10.12.2012
BALONCESTO - ADECCO ORO

El Leyma cede tras el descanso

El equipo coruñés domina en los dos primeros cuartos en Alicante, pero se estrella tras la reanudación ante un Lucentum que sentenció con un parcial de 15-0

10.12.2012 | 01:00
Xavi López trata de obstaculizar una penetración a canasta de Rivero. / información

lucentum 81
leyma 65

El Leyma Básquet Coruña puso en apuros al Lucentum en su visita a Alicante, pero cedió tras el descanso y un parcial de 15-0 en el definitivo cuarto finiquitó el encuentro. El conjunto naranja acabó desquiciado en los últimos minutos con la defensa de Romà Bas y con el amplio repertorio de Sàbat repartiendo asistencias. La clave del triunfo residió en el mayor acierto del Lucentum en los triples. Hasta 13 anotaron los alicantinos, por solo 7 de los coruñeses.

El conjunto de Perelló arrancó el encuentro sin ritmo, adormilado en defensa y sin ideas en ataque, y el Leyma lo aprovechó para colocarse 6-15. Zengo fue la pesadilla del Lucentum en el segundo acto, pero el conjunto alicantino no tardó en fusilar al Leyma con los triples de Sàbat y Green. Sin embargo, el cierre del cuarto de los alicantinos dejó mucho que desear. Un triple de Suka y un triple palmeo de Coppenrath bajo el aro que no encontró canasta dejó al Leyma con un cómoda renta al descanso (30-36) y malas sensaciones en el conjunto local.

En el tercer cuarto ya se vio a un Lucentum con otro espíritu. Vitales resultaron los dos triples consecutivos de Green para poner al equipo alicantino por delante por primera vez en mucho tiempo. Suka respondió con siete puntos consecutivos que devolvían el mando a los coruñeses. En el último cuarto, el Lucentum destrozó a su rival en 15 minutos, con un parcial de 15-0 y un recital de triples. Nada pudo hacer el Leyma para remontar ante un adversario más inspirado en defensa y que ya no dio opción al conjunto coruñés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores