El escolta James Harden ha extendido cuatro años su contrato con Houston Rockets, hasta la temporada 2022-23, por una cifra récord de 228 millones de dólares -casi 200 millones de euros-, superando la marca más alta de la historia de la NBA lograda hace unos días por el base de Golden State Warriors Stephen Curry.