12 de marzo de 2018
12.03.2018
Fútbol Primera División

Griezmann mantiene vivo un sueño

Un gol del francés rompió el equilibrio del choque al borde del descanso, encarrilando un partido que sentenciaron Vitolo, asistido por el galo, y Correa

12.03.2018 | 00:56
Griezmann, tras marcar su gol en el partido de ayer, con Godín y Vitolo.

El Atlético venció al Celta gracias un tanto de Griezmann al borde del descanso y una asistencia a Vitolo en el inicio de la segunda mitad que desequilibró un duelo igualado y en el que los rojiblancos sumaron su décima victoria en los últimos once partidos entre todas las competiciones para seguir la estela del líder Barcelona.

La ovación de la hinchada al francés antes de la contienda, mientras recibía el trofeo a mejor jugador del mes de febrero de LaLiga, fue el anticipo de la que recibió al borde del descanso, cuando el galo abrió el marcador en un primer tiempo igualado, tenso y con ocasiones para ambos equipos.

La alta presión inicial de los de Diego Pablo Simeone dificultó el arranque del conjunto vigués, que tardó en asentarse sobre el césped del Metropolitano y concedió llegadas en los primeros minutos. En este comienzo, Vrsaljko en el carril diestro y los balones directos sobre Diego Costa lideraron los primeros acercamientos locales a la meta defendida por Rubén Blanco.

Sin embargo, los colchoneros no dispusieron del acierto necesario para obligar a intervenir al guardameta celtista. Con el paso de los minutos, los de Juan Carlos Unzué consiguieron alejar de su área el juego, dando lugar a una primera mitad en la que ambos equipos trataron de juntar líneas defensivas y generar contragolpes.

En ataque estático, Vrsaljko siguió acumulando subidas por su perfil, destacando en un conjunto local paciente. En el bando contrario, Emre Mor hacía sufrir al croata con sus conducciones y su capacidad para superar rivales en carrera, mientras Iago Aspas encontraba dificultades para conectar con un Maxi Gómez limitado por el marcaje de Diego Godín y José María Giménez.

En este contexto y a balón parado llegaron las ocasiones más peligrosas del partido, mientras los porteros de ambos clubes se limitaban a ser meros observadores del choque. Sergi Gómez y Aspas tuvieron las más claras de los gallegos, pero el desempeño defensivo y el desacierto evitaron que se convirtieran en gol, suerte en la que los locales tuvieron más acierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Buscador de deportes