08 de abril de 2018
08.04.2018
Golf

Patrick Reed gana el Masters de Augusta y el español Jon Rahm termina cuarto

El texano conquista su primer grande y recupera la chaqueta verde para los norteamericanos

09.04.2018 | 07:33
Patrick Reed celebra su triunfo

El golfista vizcaíno Jon Rahm ha acabado en el cuarto puesto en su segunda aparición en el Masters, el primer grande de la temporada que se ha celebrado esta semana en el histórico recorrido de Augusta National.

"Es triste jugar tan bien los últimos tres días y que un golpe acabe en el agua", dijo Rahm sobre un golpe en el hoyo 15 que se quedó a un palmo de darle una opción de eagle. "Lo mejor es que no he sentido pánico, me he sentido cómodo, me ha encantado la presión", agregó.

El golfista de Barrika de 23 años, que ha acabado con un resultado de -11, se ha codeado durante la última jornada con la flor y nata de su generación, los estadounidenses Rickie Fowler (-14), Jordan Spieth (-13) y Patrick Reed (-15), el ganador del Masters de 2018.

"Jon aporta un nuevo poderío y estará en la cumbre del golf durante muchos años. Es muy fuerte, determinado, no tiene miedo", dijo a Efe el danés Thomas Bjorn, capitán del equipo europeo de la Ryder Cup, la competición bienal entre Europa y Estados Unidos que se disputará en septiembre en París.

Con el cuarto puesto, "Rahmbo" tiene un lugar casi garantizado en el equipo europeo, se consolida en el tercer puesto del ránking mundial y demuestra que tiene claras opciones de conquistar alguno de los tres grandes que quedan por disputar esta temporada, Abierto estadounidense, Abierto británico y Campeonato de la PGA de Estados Unidos.

El joven vizcaíno comienza a dejar atrás sus resultados irregulares en los grandes, como en su primer Masters de 2017, donde acabó en el puesto vigésimo séptimo. Lo mismo ha ocurrido con el grancanario Rafa Cabrera Bello, el segundo español que seguía en competición durante el fin de semana.

"He jugado los primeros 27 hoyos muy bien, pero al final no me encontraba bien físicamente", dijo a Efe Cabrera Bello acerca de sus molestias en la espalda durante los últimos hoyos de su tercer Masters, que acabó en el puesto 38 con +3, después de no haber pasado el corte en 2017.

Rahm consiguió acabar con 11 bajo par, a pesar de haberse ido al agua cuatro veces durante las cuatro rondas. En contraste con su compatriota, Sergio García, al que cinco caídas consecutivas al agua en un hoyo durante la primera jornada dieron la traste con sus posibilidades de revalidar la chaqueta verde que conquistó el año anterior.

"Es una pena y duele porque venía con ganas y buenas sensaciones, pero a lo mejor con demasiadas ganas y demasiadas expectativas", dijo a Efe Sergio García, que enfundó la chaqueta verde a Patrick Reed en la ceremonia de entrega de premios.

"Va a ser una semana dura para Sergio. Creo que puede competir, pero va a ser difícil estar arriba otra vez, por todas las cosas que están pasando en su vida," había pronosticado al principio de la semana Bjorn, en referencia a los cambios en la vida de García, como el nacimiento de su primera hija, Azalea, y la defensa de su primer grande.

El cuarto español en Augusta, el guizpuzcoano José María Olázabal, ganador de la chaqueta verde en 1994 y 1999, se quedó a un punto de pasar el corte en su vigésimo noveno Masters de Augusta. "Siempre es precioso volver aquí, tengo grandes recuerdos y el sitio es una maravilla", dijo a Efe Olázabal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes