03 de julio de 2018
03.07.2018
Hockey sobre patines

Tres días de hockey y sonrisas

Compañía de María cierra una nueva edición de su Torneo Internacional y abre dos semanas de actividad con el Campus de Pablo Cancela y Jordi Bargalló

03.07.2018 | 01:11
Diferentes momentos del Torneo Internacional Compañía de María.

Más de 200 jugadores, trece equipos, 34 partidos y mucho, mucho, mucho hockey sobre patines. Compañía de María (micro), Compañía de María (prebenjamín), Dominicos (benjamín), Voltregá (alevín), Combinado europeo (infantil), HC Marco (juvenil) y Reus (sub 16 femenino), quien también recibió el trofeo especial Javier Martínez, fueron los campeones del Torneo Internacional Compañía de María que se disputó desde el viernes hasta el domingo. Tres intensas jornadas, la del sábado con más de doce horas ininterrumpidas de juego, en las que además de los partidos, el compañerismo tanto dentro como fuera de la pista, la diversión y las sonrisas se contagiaron a todos los asistentes. Además por primera vez se trasladaron dos partidos, el Compañía-Urdaneta infantil y el Compañía-Dominicos juvenil del domingo, al Palacio de los Deportes de Riazor para facilitar la asistencia al homenaje a Enrique García-Raposo. De hecho al término del partido muchos de los espectadores se fueron de nuevo a Compañía, dada la cercanía, para ir a la entrega de premios.

En la undécima edición del torneo Compañía volvió a hacer un despliegue de organización. La competición es una referencia no solo a nivel español, sino también europeo, de hockey base. Porque además del nivel, los equipos que participan y vienen de fuera, como en este caso la selección de Alemania, el Oliveirense y el Os Carvalhos portugueses, el Urdaneta vasco y el Voltregá y el Reus catalanes, tienen alojamiento y comidas gratis en Capitanía. Por el pabellón pasó desde el presidente de la Federación Española hasta varios jugadores de la selección como Ignacio Alabart, que volvía a casa, Ferrán Font, que había participado en el torneo en categorías inferiores, y Albert Casanovas. No faltó tampoco el bar dirigido por las sonrisas de las madres de Compañía.

La actividad continuará en el pabellón de A Coruña, que durante dos semanas acogerá el Campus de Jordi Bargalló y Pablo Cancela. De hecho, los dos jugadores del Oliveirense estuvieron presentes en el Torneo Internacional del fin de semana. El catalán, que jugó durante doce temporadas en el Liceo, acompañó a las categorías inferiores de su nuevo equipo portugués, invitado a la competición, y también asistió el domingo al homenaje a Enrique García-Raposo en el Palacio de los Deportes de Riazor, un partido amistoso entre las selecciones de Portugal y España, esta última capitaneada por su hermano pequeño, Pau Bargalló. El coruñés, por su parte, no solo asistió al torneo, sino que participó en él. Cancela jugó el duelo que enfrentó a las actuales y a los ex jugadores de Compañía que cerró la jornada del sábado. Ahora los dos harán de cicerones de los niños que han completados los dos turnos del campus que lleva su nombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Aficionados a golpe de sentimiento

En un deporte de ritos como el fútbol, los santos son los hinchas que llenan los estadios de LaLiga


Buscador de deportes