09 de agosto de 2018
09.08.2018
natación Polideportivo

El 'top' diez de 10 kilómetros

La andaluza María de Valdés, que lleva un año en A Coruña con el Liceo, debuta en el Europeo - "Estoy más fuerte que nunca", dice y apunta a las diez primeras plazas

09.08.2018 | 01:22
María de Valdés, en Glasgow, con la selección española de aguas abiertas.

Llegó el día para María de Valdés. La andaluza del Club Natación Liceo debuta en el Campeonato de Europa absoluto con su participación en los 10 kilómetros de aguas abiertas. Ya estuvo el año pasado en el Mundial, en el que fue trigésima, y en Glasgow espera dar un paso más en su carrera que debería llevarle hasta los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. "El objetivo es entrar en el top diez, eso ya sería buenísimo, y también ser la primera española de la prueba", afirma. Ya lleva unos días en la ciudad escocesa para aclimatarse a las condiciones en las que se disputará la competición. Frío y lluvia para los que un año en Galicia, tras decidir mudarse desde su Fuengirola natal hasta A Coruña junto a su entrenador Carlos Guzmán, ha sido su mejor entrenamiento. "Ya estoy acostumbrada. Ha sido un año duro, sobe todo al principio, pero ahora estoy muy contenta y seguiré el año que viene", confirma.

Se encuentra más fuerte que nunca. "He entrenado más que todos los años anteriores, así que estoy con muchas ganas de que esto empiece ya", dice en la previa a su salto al agua. Su prueba, los diez kilómetros, distancia olímpica, es una de las más duras. Casi dos horas de brazadas que acaban pasando factura. "Para mí lo peor llega en la tercera vuelta. Te empiezan a pesar los brazos y es cuando falla la cabeza. Por eso tengo que cambiar el chip y pensar en darlo todo", reconoce. La estrategia para hoy todavía no la tiene clara. "No es como en la piscina, que puedes pensar si salir más rápida o conservadora, porque va más por sensaciones", explica, "pero muchas veces que he salido fuerte después las cosas no me han ido bien". Lo ideal para ella es que la carrera salga rápida, sobre todo para evitar los golpes. "Yo prefiero apartarme. Hay nadadores a los que les gustan los contactos... pero a mí no, prefiero ir a mi rollo", comenta.

Ayer estrenaron el campo de competición en el lago Lomond los participantes en los cinco kilómetros, tanto en categoría femenina como en la masculina. La malagueña ya pudo ver a las que serán algunas de sus rivales de hoy. Ganó una de las favoritas, la holandesa Sharon van Rouwendaal por delante de la alemana Leonie Antonia Beck y la italiana Rachele Bruni, que completaron el podio. Con Francia, son los países más fuertes y contra los que tendrá que luchar por su objetivo. De las 32 nadadoras inscritas, María de Valdés, que cumplirá 20 años en noviembre, es la quinta más joven. Junto a la otra española, Paula Ruiz, de 19, son una pareja de futuro para las aguas abiertas.

En la piscina, el mejor de la delegación española de la jornada, penúltima de los campeonatos, fue el joven Hugo González de Oliveira, que fue octavo en una final de 200 espalda en la que el ruso Evgeny Rylov batió su propio récord de Europa con 1.53.36. En esa misma prueba, pero en categoría femenina, África Zamorano logró el pase a la final que se disputará hoy con el octavo mejor registro. Se quedó fuera la júnior Cristina García. Otra de las protagonistas fue la húngara Katinka Hosszu, que ganó su quinto titulo continental consecutivo en la distancia de 200 estilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal Esquí

Esquí alpino

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, consejos, , snowboard, viajes...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine