11 de septiembre de 2018
11.09.2018
ciclismo

Una etapa contra el crono y tres finales en alto para decidir la Vuelta

Yates parte como líder y favorito, pero con Valverde, Quintana y López muy cerca - Los cuatro están en 49 segundos

11.09.2018 | 01:08
Alejandro Valverde, con el maillot blanco.

Una contrarreloj y tres finales en alto decidirán la suerte de la Vuelta a España, que entra en la semana decisiva con los cuatro primeros en 49 segundos, al frente el británico Simon Yates y tres hombres al acecho: el dúo del Movistar Alejandro Valverde-Nairo Quintana, también en pugna por los galones del equipo, y Miguel Ángel López.

El tríptico de montaña asturleonés no aclaró los puestos del podio. La Vuelta hizo una criba importante de favoritos, pero los puestos del podio dependerán del reloj que presida la crono de hoy entre Santillana del Mar y Torrelavega, de 32 kilómetros y final en el pueblo del triple campeón mundial Óscar Freire. A la cita llega Simon Yates con 26 segundos de adelanto sobre Valverde, 33 respecto a Quintana y 43 por delante de Superlópez.

La jornada de descanso sirvió para analizar la fortaleza del líder, las dudas de Movistar sobre la jefatura de filas y valorar las opciones de SuperLópez, el más ambicioso en la etapa reina de Lagos. De momento la unanimidad es total entre los candidatos. Todos admiten que Yates es el más fuerte, pero se aferran a las opciones que otorgue la contrarreloj, el Monte Oiz y las etapas andorranas.

En Movistar el debate es otro. Valverde ha demostrado estar a mayor altura que Quintana y es el favorito para la crono, pero el murciano no quiere asumir protagonismo y prefiere dejar "para la prensa" el debate del liderazgo en Movistar. "Se hace drama con quien es el líder y para nosotros la carrera va fenomenal. Nairo y yo estamos en condiciones perfectas, pero hay rivales", dijo Valverde en su hotel de Suances.

Mientras, Quintana tiene claro que la igualdad en la general se va a deshacer en la contrarreloj y se muestra convencido de que las etapas de montaña le pueden resultar favorables. No obstante, arroja dudas el boyacense, quien tenía planificado vestir de rojo en la segunda jornada de descanso. Señalado como conservador y de aprovecharse en exceso del trabajo de Valverde, Quintana afirmó que no le duele las críticas, "sino las piernas". También da favorito al murciano para la lucha contrarreloj, "pero ya llegarán las etapas de montaña".

El cuarto en discordia, Miguel Ángel López, fue el más fuerte en las rampas de los Lago, y pretende mejorar la tercera plaza de 2017. Una baza a tener en cuenta reforzado por un Astana que se mostró poderoso en la etapa asturiana.

La Vuelta entra igualada a la hora de la verdad. La contrarreloj individual de 32,7 kilómetros entre Santillana del Mar y Torrelavega hará diferencias, aunque tampoco se espera una escabechina entre los gallos, pues todos son escaladores y de condiciones similares.

Mañana miércoles se vivirá la fiesta del ciclismo en el País Vasco con un recorrido que empezará en Getxo y finalizará en la inédita cima del Monte Oiz, por el Balcón de Bizkaia, con 5 kilómetros finales por encima del 10% y superando por momentos el 19. Dura jornada con más de 3.000 metros de desnivel acumulado.

Un respiro para los velocistas en la llegada a Lleida, donde será necesario ahorrar fuerzas para la traca final. Al final de la decimonovena etapa que unirá Lleida y Andorra espera el ascenso a La Rabassa.

Intriga y emoción con la etapa del sábado, de solo 105 kilómetros entre Andorra y el Coll de la Gallina. Seis puertos en el menú con doble paso por La Comella y Beixalis antes de la subida de 7 kilómetros al 8% de media y repechos del 15. La Gallina podría ser el juez de la 73 edición. Su dureza se resume en 4.000 metros de desnivel.

Desde el Principado la Vuelta saltará a Madrid para cubrir 112 kilómetros con salida en Alcorcón. Será una jornada de homenaje al ganador de la actual edición, aquel que sucederá en el palmarés a Chris Froome.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes