29 de septiembre de 2018
29.09.2018
La Opinión de A Coruña
fútbol sala / primera división femenina

Jorge Basanta afronta su gran reto

El Viaxes Amarelle abre la temporada en la elite recibiendo al Burela con nuevo entrenador - "La ilusión y las ganas de mejorar son nuestros puntos fuertes", dice

29.09.2018 | 00:52
Jorge Basanta posa en la pista de la Sagrada Familia.

El Amarelle estrena esta tarde categoría y también entrenador. Hoy a partir de las 18.00, la Sagrada Familia podrá ver el debut de las chicas en Primera División, ante el Burela, y el de Jorge Basanta en el banquillo naranja. La llegada del técnico de Viveiro fue rápida: "Cuando se une un proyecto y una intención por ambas partes es fácil. El club tenía ganas de apostar por mí y yo de volver a los banquillos. Además, el proyecto que se me ofrece me parece el reto más importante que he asumido nunca y como me gustan los retos, pues adelante", explicó el nuevo técnico del Viaxes Amarelle.

El conjunto coruñés se enfrenta ahora a una categoría que nada tiene que ver con la Segunda División en la que militó la campaña pasada, y Jorge Basanta sabe cuáles son las mayores cualidades de su equipo sobre las que poder basar esta temporada: "La ilusión y las ganas por mejorar día a día son nuestros puntos fuertes. Si con nuestra juventud perdemos esa ilusión entonces es mejor marcharnos y ni siquiera salir a la pista. Hay un grupo humano muy bueno y eso es lo que nos hará pasar los momentos complicados de la mejor manera posible", comentó Basanta, quien también habló de las metas de su equipo: "Uno de los objetivos, quizá el más importante aunque de cara al exterior suene menos ambicioso, es ser el equipo que más haya crecido a final de temporada, el que más haya evolucionado. Nuestras jugadoras son muy jóvenes y con muy poquita experiencia en Primera pero somos ambiciosas y vamos a pelear por la permanencia. Que nadie piense que no vamos a competir que queremos crecer y nada más. Vamos a ganar todo lo que esté en nuestra mano". Lo que también tiene muy claro Jorge Basanta es el gran trabajo que tienen por delante. "Como equipo que acaba de ascender pelearemos por no descender, igual que los otros dos que subieron con nosotros, y tendremos muchas opciones de conseguir la permanencia si somos capaces de competir y seguir esta línea de ilusión, de trabajo y de capacidad de mejora".

Tras la salida de Pili Costa, el Amarelle se puso en contacto con el técnico lucense, quien llegó a un acuerdo muy rápidamente con el club naranja. Una vez en A Coruña Basanta habló de lo que se topó aquí: "Encontré lo que esperaba, un club humilde con un trabajo de la directiva y del presidente enorme y unas ganas y una ilusión muy importantes. Todo esto encajaba con mis ideas así que nos aventuramos juntos. Fue rápido y sencillo llegar a un acuerdo porque además el club tenía necesidades para no ir contra el reloj porque había que hacer una planificación y cerrar la plantilla, algo que el resto de equipos de la categoría ya habían terminado". Jorge Basanta tiene en su mente un esquema perfecto del equipo que quiere conseguir, pero para eso todavía falta, "para ver al Amarelle que queremos tenemos que crecer muchísimo. No se conseguirá ni en un año, es algo a más largo plazo pero lo importante es que en este equipo hay mucha ilusión y ya llevamos muchas horas de trabajo detrás, estamos en el camino", explicó. Además, Basanta aceptó entrenar al equipo coruñés porque es un reto para él: "La otra experiencia que tuve en Primera fue con un equipo que ya estaba consolidado, quería seguir creciendo como el Amarelle pero no era un recién ascendido, ni tan joven. Había experiencia y juventud y en este caso solo tenemos juventud. Estamos ante un reto muy ambicioso. Primera no tiene nada que ver con Segunda, aquí las plantillas están muy reforzadas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes