06 de noviembre de 2018
06.11.2018
halterofilia / mundial

Víctor Castro: "Son mis primeros récords de España"

Irene Martínez batió la plusmarca nacional de arrancada con 93 kilos pero una floja actuación en dos tiempos la relegó al puesto 35

06.11.2018 | 01:53
Víctor Castro, durante su participación en el Mundial.

Los coruñeses Víctor Castro e Irene Martínez finalizaron su participación en el importante y novedoso -con cambios de pesos y en el sistema de clasificación olímpicos- Campeonato del Mundo de Asgabat (Turkmenistán) con sensaciones opuestas, aunque algo en común, ambos batieron las plusmarcas nacionales de sus categorías. En el caso de Castro, cinco entre arrancada, dos tiempos y total olímpico: "Son mis primeros récords de España absolutos y estoy muy contento". En el de Martínez, uno en arrancada, su especialidad. Pero falló en dos tiempos y eso lastró su clasificación final. Un primer paso para los dos hacia Tokio 2020 que tendrán que ratificar en los dos próximos años.

Para Castro, las sensaciones fueron buenísimas. Al pupilo de Ferenc Szabo en el CH Coruña le afectaron los cambios de peso. Pasó de 69 a 67, en el que se siente mucho más cómodo. "Estoy muy contento con las sensaciones que me ha dejado la nueva categoría", señala. Y eso finalmente se tradujo en buenos resultados. Sus marcas, además de récords de España, son de prestigio. En arrancada, por ejemplo, levantó dos veces su propio peso para irse hasta 135. "El récord era de 130", recuerda. La posición final también satisfizo sus pretensiones: "Uno de los objetivos era entrar entre los 20 primeros y conseguí un puesto 17 así que estoy contento". Pero con un pequeño asterisco porque, inconformista como todo campeón, quiere un poco más: "No estoy conforme del todo porque puedo estar más arriba".

Cara y cruz

Castro ya había competido el viernes y ayer fue el turno de Irene Martínez, a la que la preparación no había ido del todo bien. La coruñesa empezó de forma brillante su actuación en la categoría de 64 kilos. En arrancada, su especialidad, la que le dio el bronce Europeo absoluto, batió el récord de España situándolo en una marca de 93 kilos. Después, falló en dos tiempos, modalidad en la que solo pudo levantar 104, dejando el total olímpico en 197. Sin ser su punto fuerte, Martínez se vio perjudicada por una decisión de los jueces que solo le permitieron un calentamiento de cinco minutos, cuando lo reglamentario es de diez. Finalmente fue 20 en arrancada, 39 en dos tiempos y 35 en total olímpico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Aficionados a golpe de sentimiento

En un deporte de ritos como el fútbol, los santos son los hinchas que llenan los estadios de LaLiga


Buscador de deportes