08 de noviembre de 2018
08.11.2018
FÓRMULA 1. GP de Brasil

Mercedes, a rematar la faena en la pista de Sao Paulo

La escudería buscará su quinto Mundial de constructores en el circuito en el que Alonso celebró sus títulos

08.11.2018 | 17:46

La escudería Mercedes, tras haber festejado hace dos domingos el quinto título de campeón del mundo de Fórmula Uno del inglés Lewis Hamilton -el cuarto con este equipo-, intentará rematar la faena anotándose también el quinto Mundial seguido de constructores este fin de semana en el Gran Premio de Brasil, el penúltimo del año, que se disputará en Sao Paulo.

El penúltimo de los 21 Grandes Premios del Mundial se disputará a partir de este viernes, cuando arranquen los entrenamientos libres, en el circuito de Interlagos, en el que el español Fernando Alonso (McLaren), que el año que viene no seguirá en la categoría reina, festejó sus dos títulos de campeón del mundo, en 2005 y en 2006 (ambos con Renault).

Alonso, de 37 años, que el curso próximo apuntará a la victoria con Toyota en el Mundial de resistencia (WEC) e intentará completar -tras haber ganado (dos veces) el Gran Premio de Mónaco y las 24 Horas de Le Mans (Francia)- la 'Triple Corona' con un triunfo en las 500 Millas de Indianápolis; logró matemáticamente su primera corona en la F1 en Sao Paulo, en la antepenúltima carrera de 2005; y revalidó el título en la que cerró el certamen del año siguiente.

Hamilton, de 33, certificó matemáticamente su quinto título mundial -el cuarto con Mercedes, que unió al logrado en 2008, con McLaren, precisamente en Sao Paulo- hace dos domingos en Ciudad de México, donde hace un año había festejado su cuarta corona; en el circuito Hermanos Rodríguez, en el que, también al igual que el año pasado, logró la victoria el holandés Max Verstappen (Red Bull).

Al inglés le bastó ser cuarto en México para igualar los cinco títulos del argentino Juan Manuel Fangio -y situarse a sólo dos del récord histórico del alemán Michael Schumacher-, en una carrera en la que su principal rival por el Mundial, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) -al que sólo le valía ganar para mantener unas muy mínimas esperanzas de revertir la situación- concluyó segundo.

Los 64 puntos (358 frente a 294) que Hamilton le saca a 'Seb' ya son insuperables, por lo que lo único que queda aún por resolver, en un certamen que se cerrará el próximo 25 de noviembre en Abu Dabi, es el título de constructores. Que podría apuntarse la escudería de Brackley -por quinto año seguido- este fin de semana en Sao Paulo.

Mercedes lidera el Mundial con 585 puntos, 55 más que Ferrari; y en Interlagos podrá festejar un nuevo título si la escudería de Maranello no logra reducir al menos hasta 42 unidades la ventaja que le saca el equipo alemán.

Alonso competirá en Brasil con un ojo puesto en el siguiente fin de semana, en el que disputará las Seis Horas de Shanghái (China), la quinta prueba del Mundial de resistencia (WEC), que lidera con el equipo Toyota Gazoo Racing junto al nipón Kazuki Nakajima y al suizo Sebastien Buemi.

El doble campeón del mundo asturiano no renunciará a nada en su penúltima prueba en el Mundial de F1, en el que ocupa, con 50 puntos, la décima posición, dos por delante -y con cinco unidades más- que el otro español, Carlos Sainz (Renault), que el año que viene pilotará el coche que deja libre el de Oviedo en McLaren.

El mexicano Sergio Pérez (Racing Point Force India) es octavo en el certamen, con 57 puntos, a doce del alemán Nico Hülkenberg -compañero de Sainz en Renault-, por lo que también intentará arrebatarle a éste, en las dos últimas pruebas del año, la séptima plaza del certamen que logró las dos campañas pasadas. Y que señalan al 'mejor de entre el resto' ('the best of the rest', en inglés), en un Mundial en el que sólo tres coches tienen posibilidad de ganar.

También queda por resolver la tercera plaza del campeonato, que en estos momentos ocupa el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), con 237 puntos, once más que su compatriota Valtteri Bottas (Mercedes). Verstappen es quinto, con 216.

En Interlagos, una pista de 4.309 metros -la tercera más corta del calendario, detrás de Mónaco y México- a la que el domingo está previsto se den 71 vueltas para completar 306 kilómetros, arrancarán este viernes los entrenamientos; que, si no llueve, se disputarán con neumáticos de compuestos medios (reconocibles por la raya blanca), blandos (raya amarilla) y superblandos (roja).

Los ensayos se completarán el sábado con el último entrenamiento libre, horas antes de la calificación que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical, en un Gran Premio que el año pasado ganó Vettel. El penúltimo de un Mundial que se cerrará el próximo 25 de noviembre en la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Amigos enfrentados

Derbis que encienden la afición. ¿Cómo lo viven los aficionados más ancianos de dos clubes amigos?


Buscador de deportes