11 de noviembre de 2018
11.11.2018
La Opinión de A Coruña
remo/semana abanca

Chapela, sin rival en aguas de Marín

Conquistó la Copa Galicia con los tres oros en las categorías promesa, alevín femenino y cadete masculino con buenas condiciones meteorológicas

11.11.2018 | 01:39
Imagen de una de las pruebas celebradas ayer en aguas de Marín.

El Club de Remo Chapela se proclamó ayer vencedor de la Copa Galicia Ence de bateles que se celebró con unas buenas condiciones meteorológicas en aguas de Marín.

El club de Chapela se impuso con tres oros en las categorías de promesas femenino, alevines femenino y cadete masculino, lo que conllevó su victoria en el octavo ciclo de la Semana Abanca, toda vez que los otros preciados metales recaían en el Vila de Cangas, Tirán, Samertolameu y Meira; los cuatro de la provincia de Pontevedra.

Además, a última hora de ayer tenía lugar la Gala del Remo Gallega, que como en los últimos cuatro años acoge el Concello de Marín.

Pese a los temores de la dureza de la jornada, nada más lejano de la realidad, pues a media mañana del sábado el sol apareció en la ría de Pontevedra, acompañado con unos vientos de 12 a 15 nudos y un mar en calma, lo que provocó que la jornada fuera lucida y muy rápida, hasta el punto que poco después de las cinco de la tarde las tandas ya habían concluido.

Arrancaba la jornada con las tandas de alevines, con victoria entre las chicas para el Vila de Cangas y para Chapela en chicos. Tras los más pequeños entraron en acción los infantiles masculinos, en la que se imponían los atletas de Samertolaméu. Después lo hacían los cadetes con el primer puesto para Chapela, que lograba su segundo oro.

La categoría de promesas femeninas, producto de la fusión de los grupos infantil y cadete, era para Chapela y tercer oro al casillero. Completaban el podio Mecos de O Grove y Tirán de Moaña.

Por último los juveniles, entre los chicos ganaba Meira y y las chicas Tirán. Éxito total de esta Copa Galicia Ence de Bateles, con nada menos que 81 botes, cerca de 500 atletas con los suplentes y 22 clubes. El listón del récord ha quedado muy alto, y era todo un espectáculo ver a hasta 20 bateles esperando su turno en aguas de Marín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook