16 de noviembre de 2018
16.11.2018
La Opinión de A Coruña
segunda división

El líder examina a Manolo Jiménez

Las Palmas recibe al Granada con la obligación de vencer para acercarse a los puestos de ascenso directo - El técnico andaluz asegura que se siente "respaldado"

16.11.2018 | 02:21
Manolo Jiménez, técnico de la Unión Deportiva Las Palmas.

El Granada -líder de Segunda con 27 puntos, uno más que el Deportivo- visita a una UD Las Palmas en su momento más controvertido de la temporada, después de tres empates consecutivos y una sola victoria en sus siete últimos partidos, guarismos que han puesto en entredicho a su entrenador, Manolo Jiménez. Ambos abrirán esta noche (21.00 horas) la decimocuarta jornada, con la que se alcanza un primer tercio liguero en el que el conjunto nazarí ha ofrecido un gran nivel competitivo, mientras que los amarillos navegan entre las dudas de sus últimos resultados, que les han distanciado en seis puntos de los puestos de ascenso directo.

El insípido empate sin goles obtenido en Elche el pasado fin de semana ha alimentado el debate sobre el estilo de juego del equipo, sin un esquema definido ni protagonismo en los partidos, aunque las victorias de las primeras jornadas habían solapado la discusión. El técnico sevillano es criticado por sus continuos vaivenes en cuanto a sistemas de juego empleados, casi siempre en función de los rivales a los que se enfrenta, así como el no haber dado con un once tipo en lo que va de temporada.

Para hoy, Jiménez tendrá poco donde elegir, ya que las ausencias le dejan con casi los jugadores justos para confeccionar la convocatoria. En el capítulo de altas, vuelve el centrocampista David Timor, tras cumplir un partido de sanción. Por el contrario, a las bajas de los lesionados Peñalba y Momo, y la también probable de David García, se unen las ausencias del extremo Hadi Sacko -con el que apenas cuenta- y del delantero Rafa Mir, convocados ambos por sus respectivas selecciones nacionales. Por tanto, serían 19 futbolistas los que tendrá disponibles. Si repite el habitual descarte del lateral derecho Diego Parras, otro jugador que no entra en sus planes, la convocatoria se hace prácticamente sola.

La baja del murciano Rafa Mir, con la sub 21 de España junto al deportivista Carlos Fernández, puede propiciar que Sergio Araujo abandone la banda y adelante su posición para formar pareja atacante con Rubén Castro, mientras Tana es la primera opción para ocupar el flanco izquierdo, con Fidel Chaves y el alemán Danny Blum como alternativas.

Por su parte, el Granada llega a Las Palmas instalado por segunda semana consecutiva en lo más alto de la clasificación, por lo que su único objetivo es alcanzar una victoria que le permita seguir en su privilegiada posición o, como mínimo, puntuar para mantener la renta de puntos sobre los insulares.

Un vestuario "sano"

El entrenador de la UD Las Palmas, Manolo Jiménez, aseguró ayer que se siente "respaldado" por el club y espera "cambiar la dinámica" de resultados del equipo amarillo frente al Granada. El técnico andaluz, cuestionado por los últimos resultados, ha dicho que lo más importante es "pensar en el grupo" y no en su posible situación, aunque reconoce que es el "responsable deportivo de todo lo que ocurre", tanto de lo bueno como de lo malo. Jiménez ha subrayado que tiene el respaldo "del presidente, de la entidad y de los jugadores", y pone en valor su experiencia de tantos años en el fútbol, recordando que empezó como jugador en 1983, y como entrenador en 2000.

Además, le ha molestado que se haya "faltado a la verdad" sugiriendo que el vestuario está dividido. "Estoy tremendamente orgulloso de esta plantilla, la afición debe saber que tenemos un vestuario sano y saludable. Unos están más contentos que otros, pero todos son extraordinarios", aseguró el entrenador del conjunto canario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook