19 de noviembre de 2018
19.11.2018
La Opinión de A Coruña
Atletismo 5KM Solidarios

La marea azul crece en A Grela

La cuarta edición de los 5 kilómetros solidarios a beneficio del Banco de Alimentos Rías Altas reunió en el polígono a 1.200 corredores, nuevo récord de participación

19.11.2018 | 00:32
La marea azul crece en A Grela

Camisetas azules para todos, el color de la solidaridad ayer por la mañana en las calles del polígono de A Grela, donde se celebró la cuarta edición de los 5 KM Solidarios a beneficio del Banco de Alimentos Rías Altas. Fue una gran jornada festiva y familiar en la que participantes de todas las edades disfrutaron completando el recorrido por las calles del polígono. La mayoría lo hicieron corriendo, pero también hubo muchos que optaron por caminar de principio a fin hasta la meta, algunos acompañados de sus correspondientes mascotas. En total, 1.200 inscritos, nuevo récord de participación, por encima de los mil que se dieron cita en la edición del año pasado. Todos con ganas de pasar una mañana agradable y, de paso, poner su granito de arena por una buena causa. Los participantes disfrutaron antes, durante y después de la prueba, animados también por el buen tiempo que presidió la jornada.

Lo de menos era el puesto o el tiempo empleado por cada uno en terminar los 5.000 metros del trazado por A Grela. Lo verdaderamente importante era reunirse para hacer un poco de deporte y, sobre todo, colaborar con el Banco de Alimentos Rías Altas. La salida y la meta, situadas en las instalaciones de la fábrica de Estrella Galicia, se tiñeron del azul de las camisetas de los participantes. Además de ese regalo, cada inscrito recibió su correspondiente bolsa del corredor al finalizar el recorrido, con bebida, fruta y otros artículos.

El punto de partida estuvo en la calle José María Rivera Corral. Luego el trazado bordeó el parque de Vioño por la calle Revolución Francesa, para seguir por la calle Pasteur, Isaac Peral en dirección avenida de Finisterre, bajar por Gambrinus, girar en Copérnico, continuar por Gutemberg, para volver de nuevo por Isaac Peral, Pasteur, Revolución Francesa y acabar nuevamente en José María Rivera Corral. La jornada finalizó con una divertida clase de zumba que sirvió de colofón musical a una mañana festiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook