23 de noviembre de 2018
23.11.2018
La Opinión de A Coruña
baloncesto/leb oro

Toca reforzar la confianza

El Leyma Coruña recibe al Melilla (Riazor, 20.00 horas) con el objetivo de romper la racha de siete derrotas seguidas a base de "seguridad y estar tranquilos"

23.11.2018 | 02:20
Imagen del Leyma-Melilla, de la pasada temporada en Riazor.

El Leyma Básquet Coruña tratará de sumar su segunda victoria de la temporada y encontrar el camino que lo relance en la clasificación, en la que ocupa la penúltima posición con una sola victoria en ocho jornadas. Enfrente tendrá hoy (20.00 horas) al Melilla, que marcha en mitad de la tabla, ante el que el cuadro coruñés intentará demostrar todo el trabajo desarrollado a lo largo de la semana que los locales focalizaron en "Leyma, Leyma y Leyma", según expuso ayer Gustavo Aranzana, entrenador naranja.

Las siete derrotas consecutivas del Leyma -que nunca pudo contar con todos sus jugadores a causa de las lesiones- afectaron sobremanera al equipo, sobre todo en el aspecto anímico, por eso Aranzana incidió esta semana en reforzar ciertas cuestiones. "Hemos reforzado mucho esta semana el trabajo defensivo, pero sobre todo hemos priorizado el aspecto mental y el aspecto anímico", aseguró el técnico pucelano.

"Es evidente que cuando se descolocan las piezas se generan unas dudas. Hemos perdido confianza en lo que hacíamos -a raíz de las siete derrotas seguidas-. Además de lo mental nos ha faltado exigencia defensiva, hemos perdido fuerza defensiva", insistió; por eso pidió que los más jóvenes den un paso adelante. "No todo lo vamos a solucionar en el ataque y evidentemente lo hemos hablado. La juventud es buena para muchas cosas, pero si la dinámica no es buena los jóvenes tienen que dar un paso adelante y jugar con confianza".

A Aranzana no le preocupa el rival de esta noche y dijo, "con todos los respetos", que le da "igual que venga el Melilla o el Madrid", lo que el entrenador vallisoletano tiene en su cabeza es preocuparse de su equipo, que estén "unidos y salir convencidos de ejecutar la hoja de ruta que tenemos y ganar el partido", incidió. "Hay que aplaudir a aquellos que estuvieron aquí -por los exjugadores-, pero cuando empiece el partido tenemos que ir a saco a ganar", reiteró el técnico.

Para el vallisoletano lo peor que le puede suceder a su equipo es que vuelvan las dudas ante un adversario al que considera un "gran equipo". "Melilla tiene grandísimo equipo, con talento, que nos va a generar problemas cerca del aro, pero todo está estudiado; lo que más me preocupa es afianzar más nuestro plan para llevarlo a cabo cuarenta minutos, que no nos vayamos abajo, que no precipitemos y no llegue el desánimo si algo va mal y estoy convencido de que nos van a salir bien las cosas", volvió a decir Aranzana, en un ejercicio continuo de reforzar las cosas positivas de un equipo tocado por una racha demasiado larga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook