23 de febrero de 2019
23.02.2019
La Opinión de A Coruña
Baloncesto LEB Oro

Defensa y dos arreones para ganar

Un parcial de 11-0 en el segundo cuarto le sirvió al equipo naranja para ponerse por delante y otro de 15-0, para sentenciar al inicio del periodo decisivo

23.02.2019 | 01:22
Uchendu se eleva en la pintura para machacar el aro.

Correcto en defensa y a trompicones en ataque, al Leyma Coruña le bastaron dos arreones, con un parcial de 11-0 en el segundo cuarto y otro de 15-0 entre el tercero y el último, para ponerse por delante y sentenciar al Cáceres en un partido en el que marcó diferencias el duelo en la pintura, con un Michael Uchendu como el jugador naranja más destacado (17 puntos y 9 rebotes; 2 de valoración) y Daniel Trist por los extremeños (22 puntos, 10 rebotes y 39 de valoración). Los coruñeses se mantienen decimosegundos, líderes del pelotón de atrás de la clasificación de LEB Oro y a los que todavía les falta un poco más para tener posibilidades reales de play off, un objetivo que sigue a cuatro triunfos.

Aunque el partido arrancó bien, con una buena combinación en la pintura entre Sergi Pino y Uchendu, no continuaron las buenas sensaciones y el resto del primer cuarto fueron problemas. No salía nada, sobre en ataque. El Cáceres, en cambio, anotaba con demasiada facilidad y acabó el primer cuarto por delante (13-16).

El consuelo era que en el momento en el que el Leyma hiciera algo bien, todo cambiaría a su favor. Porque a pesar de la falta de acierto, la defensa le hacía ir tirando y el Cáceres no se había ido en el marcador. Lo máximo fueron siete puntos (13-20) después de un parcial de 0-8. Entonces los triples empezaron a entrar. Tres seguidos, de Jeff Xavier, Ty Sabin y Sergi Pino, para devolver un parcial de 11-0 (35-29) que fue definitivo para una ventaja local que ya no volvió a perder y casi ni a peligrar. Al descanso, 37-33.

En el tercer parcial se apretó el marcador. El Leyma cayó en los mismos errores y cedió el rebote. El Cáceres se puso a dos (47-45). Fue también su sentencia. Se secaron sus prestaciones, lo que cabreó a su entrenador, que al final del partido dijo que había sido una falta de respeto. Entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, los extremeños estuvieron seis minutos sin anotar. Demasiado regalo para que el Leyma lo desaprovechara. Un demoledor 15-0 (62-45) finiquitó el partido para los naranjas, que además recuperaron el basquetaverage. Así que hubo tiempo para la entrada de Larry Abia, que volvió a la pista medio año después de su operación de rodilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes