19 de septiembre de 2019
19.09.2019
https://formula1.lne.es/Fórmula 1. GP de Singapur

La pugna en Ferrari anima el último tercio del Mundial

Las últimas victorias de Leclerc le han permitido adelantar a Vettel antes del GP de Singapur

19.09.2019 | 15:12

La pugna en la escudería Ferrari, donde el piloto monegasco Charles Leclerc, ganador en Bélgica e Italia, ha adelantado en el Mundial a su compañero, el tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel, es el aliciente del último tercio de la temporada que comienza este domingo en Singapur.

Leclerc, a sus 21 años y en la temporada de su debut con la escudería italiana, ha tirado la puerta abajo con dos victorias en Spa-Francorchamps y Monza de parecida factura: primera plaza en la formación de salida ganada el sábado y resistencia ante el líder, el británico Lewis Hamilton (Mercedes), para ganar el domingo.

El último triunfo en Monza, la casa de la 'Scudería', es aún más significativo dentro de Ferrari, que no tenía un piloto ganador en su territorio desde el español Fernando Alonso en 2010. Vettel nunca logró triunfar en Monza vestido de rojo, aunque sí lo hizo tres veces con otras escuderías: una con Toro Rosso y dos con Red Bull.

"Ha sido el primer fin de semana de mi vida en el que en todo el momento el objetivo ha sido ganar. Eso era lo único que quería para este fin de semana delante de nuestros aficionados", aseguró Leclerc tras su victoria, un triunfo con el que soñaba "desde pequeño", pero tras el cual admitió que en los siguientes circuitos el Ferrari quizás no sea "tan competitivo" como en las dos últimas carreras.

Si Leclerc es la nueva esperanza de una escudería Ferrari que aún necesita un punto más para competir por el Mundial, Vettel ha sido señalado por sus errores en Monza, donde derrapó en las primeras vueltas y realizó un regreso a pista peligroso que provocó que se tocara con el canadiense Lance Stroll (Racing Point) y recibiera diez segundos de sanción. Acabó decimotercero.

La pelea de Ferrari le pone picante al último tercio de temporada porque en el campeonato parece difícilmente discutible el sólido liderato de Hamilton, que con 284 puntos -63 de ventaja sobre el segundo, su compañero finlandés Valtteri Bottas y 99 sobre el holandés Max Verstappen (Red Bull)- parece encaminarse hacia el sexto título de su carrera, lo que le permitiría superar a su ídolo, el argentino Juan Manuel Fangio, con el que está igualado.

Hamilton sabe muy bien lo que es ganar en el circuito urbano de Marina Bay (Singapur), ya que lo ha hecho en las últimas dos ediciones y en total acumula cuatro victorias en este trazado (2009, 2014, 2017 y 2018). Solo le iguala Vettel entre los pilotos en activo (2011, 2012, 2013 y 2015).

Su triunfo el año pasado en este mismo circuito, gestionado gracias a la 'pole position' del sábado -una tónica en Singapur donde ocho de sus once ganadores partieron del primer lugar- y a un buen manejo de la estrategia ante las maniobras de Vettel, le permitió poner tierra de por medio entonces (40 puntos), una ventaja que ya rebasa este curso, por lo que su situación es inmejorable.

Mejorar precisamente es lo que buscará el español Carlos Sainz (McLaren) después de dos carreras sin puntuar, ya que en ambas acabó fuera antes de tiempo; en Bélgica por un problema mecánico y en Italia por una rueda mal apretada, sinsabores dentro de una temporada sobresaliente, con 58 puntos y séptimo del Mundial.

Sumar de nuevo es el objetivo del madrileño, que en Marina Bay tuvo el mejor resultado de su carrera, un cuarto puesto en 2017 durante una carrera accidentada con lluvia, pero las precipitaciones no están dentro de lo previsto para este fin de semana.

"Si es una carrera en seco en Singapur nuestro objetivo es ser el cuarto mejor equipo, acabar sexto o séptimo. Si llueve podrá ser una carrera impredecible, como la de 2017, y podremos luchar por algo más, pero para ello no dependemos de nosotros mismos", explicó Sainz esta semana en un acto en Madrid.

Tras los McLaren acecha Renault, que ha recuperado terreno en las últimas pruebas después del cuarto y quinto puesto, respectivamente, del australiano Daniel Ricciardo y el alemán Nico Hülkenberg en Monza, y ya está tan solo a 18 puntos en la pelea por ser el mejor equipo del resto tras los dominadores Mercedes, Ferrari y Red Bull.

El mexicano Sergio Pérez (Racing Point) tratará de continuar en Marina Bay la línea ascendente que le ha permitido puntuar en las últimas dos pruebas después de ocho carreras sin lograrlo, en un circuito en el que solo una vez faltó a su cita con los diez primeros lugares.

Altos niveles de contaminación


El extenuante circuito de Singapur, con 5.063 metros de longitud al que se darán 61 vueltas el domingo, es uno de los más duros por las condiciones de humedad y calor y abre la puerta a un último tercio de temporada que se disputa en trazados asiáticos y americanos.

Un Gran Premio de Singapur amenazado por los altos niveles de contaminación que afectan a la ciudad-estado del sudeste asiático, debidos en parte a varios fuegos forestales en la vecina Indonesia, lo que provocará que haya alertas para los asistentes y mascarillas de aire en el circuito, aunque en principio no debería perjudicar al desarrollo de la carrera.

Varias partes del trazado han sido reasfaltadas, así como se ha añadido una tercera zona para activar el DRS en la salida de la curva 13, que debería permitir más adelantamientos en un circuito poco proclive a ellos. Los neumáticos disponibles serán el duro (blanco), intermedio (amarillo) y blando (rojo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Los 'guerreros' de la inclusión

LaLiga Genuine Santander 18/19 concluye en Valencia con gran éxito de participación entre los 30 equipos, sus familias y aficionados