23 de octubre de 2019
23.10.2019
La Opinión de A Coruña
Baloncesto | LEB Oro

Sean Smith: "Mis minutos son limitados y tengo que demostrar que puedo aportar"

"Odio las comparaciones con mi padre, me da coraje cuando leo 'el hijo de', quiero que me llamen por mi nombre", dice el jugador del Leyma

22.10.2019 | 22:16
Sean Smith, ayer en el Palacio de los Deportes de Riazor.

Sean Smith es Sean Smith. Ni hijo de ni otro tipo de comparaciones. A los más nostálgicos el nombre de su padre todavía sigue siendo un enganche, pero él quiere hacerse el suyo propio en una carrera profesional que ha decidido iniciar en A Coruña.

En pretemporada destacó que necesitaba un proceso de adaptación. ¿Cómo va?

Poco a poco me voy adaptando más al sistema. Defensivamente, sobre todo, cometía muchos fallos. Se va acortando y espero que dentro de poco, en un par de semanas, ya esté al cien por cien, sin cometer fallos y aportando lo máximo que pueda.

¿Cuáles son las diferencias del baloncesto universitario americano y el europeo?

El juego es más lento y sistemático. Físicamente hay jugadores no tan atléticos como los americanos, pero sí más inteligentes, con movimientos muy definidos y que no necesitan utilizar tanto el cuerpo porque utilizan la cabeza.

¿Se queda con lo mejor de uno y otro sitio?

Sí, cada día me enseñan movimientos nuevos, cosas que nunca había practicado antes y espero pronto ser capaz de dominarlos.

¿Se considera más un jugador defensivo que de ataque?

Necesito aportar en defensa para hacerlo en ataque. No soy la primera opción en ataque, ni mucho menos. Básicamente consigo mis puntos desde la defensa, corriendo, robando balones... la defensa me ayuda a ser mejor ofensivamente. Con la confianza espero que en el futuro me busquen más como anotador. Pero ahora como novato, normal que aún tenga mis problemas.

Los mates son lo más llama la atención de la afición

Pero hay que aportar más cosas. Vale para los highlights, pero al final solo son dos puntos.

¿Le gustan las comparaciones de sus mates con los de su padre Mike Smith?

Sinceramente, lo odio. Cada vez que veo o leo comparaciones con mi padre, intento pasar. Tengo mi propia vida, mi propia carrera, y las comparaciones son odiosas. Ni lo miro, ni me interesa.

¿Es duro ser el hijo de?

Lo que quiero es que me llamen por mi nombre, Sean Smith. Me da coraje cuando leo "el hijo de...". También es cierto que todavía no he demostrado nada, espero que en el futuro labrarme un nombre y que él sea el padre de.

¿Qué le pide Sergio García?

Intensidad, ser más agresivo en el campo, intentar ser un líder en defensa, robar muchos balones, contraataque... de todo.

¿Siente su confianza?

Él me ha pedido un rol que creo que lo voy a hacer muy bien. Pero tampoco me quiere meter mucha presión. Hay jugadores más veteranos, que llevan más años jugando en Europa, y ellos tienen roles más anotadores.

En el último partido exprimió sus minutos al máximo (13 puntos, 5 rebotes, 3 robos y un tapón en 13 minutos)

Por lo que he visto, mis minutos son limitados y tengo que intentar que cuando salga al campo, hacerlo con intensidad y demostrar al entrenador que puedo aportar mucho al equipo. A veces salgo y soy inexistente, casi no aporto nada. Tuve la suerte que en el partido anterior salieron las cosas bien, ganamos que es lo más importante, y espero que sigamos así.

¿Quiere más minutos?

Eso es cosa del entrenador y en parte también mía. Tengo que demostrar que soy un jugador que aporto mucho siempre. No puedo salir dormido. A veces salir desde el banquillo tiene la ventaja de que has podido leer el partido desde fuera, ver al rival. En lo negativo es que puedes salir frío, pero eso no puede ser una excusa.

Salir frío no es cosa suya en exclusiva, sobre todo en el primer partido. ¿Ya se ha solucionado ese problema?

Es que somos un equipo nuevo y poco a poco nos vamos aclimatando. Ya nos vamos entendiendo mejor, sabemos nuestros puntos fuertes y débiles, que intentamos mejorar... creo que este equipo va a ir cada vez a más.

¿El equipo está más confiado tras las dos victorias?

Los entrenamientos son cada vez más alegres. Las primeras dos semanas veníamos a entrenar con nerviosismo. Lo importante es ganar, de uno, de dos o de veinte.

El domingo espera un rival, el Castellón, con el que empatan a casi todo. ¿Es importante ganar para mirar hacia arriba?

Las próximas dos semanas van a ser muy importantes porque son tres partidos en semana y media y es el momento perfecto para, si ganamos los tres, o dos de los tres, acercarnos al play off o incluso más arriba. La afición ya ha aguantado la peor parte, que fue la pretemporada, que hicimos horrible, pero ahora ya estamos ganando partidos y espero que el domingo venga y nos ayude a ganar.

¿Es una liga muy igualada?

Hemos ganado por uno y por dos puntos. Creemos que los partidos se decidirán todos en los últimos minutos. El equipo más inteligente, con la cabeza más fría y con más energía, ganará.

¿Es muy difícil para un equipo joven gestionar estos últimos minutos?

En los dos partidos nos pasó que nos fuimos arriba por 6-8-10 puntos y nos costó terminar y mantener el resultado. Nos acortaron y nos metieron presión en el final. Tenemos que aprender a terminar los partidos, buscar a los mejores jugadores para esos minutos... Y eso se verá en las próximas semanas.

¿Hay dependencia del tiro exterior?

Tenemos muy buenos tiradores y tarde o tempranos mejorarán los porcentajes. Cuando no entran, lo importante es apretar en defensa, como estamos haciendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook