18 de noviembre de 2019
18.11.2019
La Opinión de A Coruña

El miedo se impone en el derbi asturiano disputado en el Tartiere

Oviedo y Sporting se reparten los puntos en un partido de rivalidad que concluyó sin goles y con escasas oportunidades para marcar

17.11.2019 | 23:41
Imagen del partido disputado ayer en el Tartiere.

Un par de intervenciones de Champagne y Mariño fue lo más destacado de un pobre derbi que, con empate sin goles, sigue dejando a Oviedo y Sporting penando por la parte más baja de la tabla, más tocados los azules, por su condición de locales y porque se mantienen en posición de descenso. El miedo pudo a los dos equipos en un choque con demasiadas interrupciones.

Ambos equipos salieron con precauciones. No parecía que el terreno de juego estuviera peor que en otras ocasiones, así que la responsabilidad habrá que atribuírsela a los dos conjuntos. El Sporting, con cinco zagueros y todas las defensas en alerta. El plan pasaba con cazar una contra. El Oviedo, intentando crecer con la pelota, pero con más nervios que precisión. Cosa de derbis.

Sí se atisbó algo de mejora en el Sporting, en la segunda parte, cuando dio un paso adelante y se hizo con el control del juego. Aunque las ocasiones siguieron escaseando, aunque llegó la acción polémica. El Sporting montó una contra, Damián Pérez disparó desviado y Carmona, que salía de posición de fuera de juego, empujó a la red. El línea levantó el banderín y el VAR lo confirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes