19 de noviembre de 2019
19.11.2019
Hockey sobre patines | OK Liga

Sin tiempo para lamentaciones

El Liceo tiene que olvidar la derrota del sábado contra el Oliveirense para afrontar hoy en Voltregá el reto de alcanzar su victoria número nueve y mantener el pleno

18.11.2019 | 23:26
Franco Platero protege la bola de la defensa de Jordi Bargalló en el Liceo-Oliveirense del sábado.

No hay tiempo para lamerse las heridas. El Deportivo Liceo tiene que pasar página de la derrota del sábado en la Liga Europea contra el Oliveirense, cambiar el chip y ponerse el traje de faena para volver hoy al ruedo de la OK Liga, esa en la que sí que no falla. Ocho triunfos de ocho posibles en el inicio, camino del récord que está en diez y líder con mano de hierro. Primero tiene que llegar la novena, que buscará esta noche en Voltregá (21.00 horas), una pista histórica y complicado, pero contra un equipo al que de momento no le están saliendo las cosas y marcha colista de la categoría, todavía sin haber ganado ninguno de sus compromisos y con tres empates como sus mejores resultados. Los dos extremos de la clasificación con el mismo objetivo: los tres puntos.

Los verdiblancos defienden el liderato ante el acoso del Igualada, que tampoco baja el ritmo. Solo les separan tres puntos, los que se jugaron en el partido entre ambos que ganó el Liceo. Los arlequinados juegan a la misma hora en Caldes, mientras que el Barça recibe al Calafell. Los azulgranas son terceros a seis puntos, aunque con un partido menos „las goteras en el pabellón del Reus aplazaron el encuentro entre ambos„. Por detrás ya llega el Girona, que tiene exactemente la mitad de puntos (12 por los 24 del conjunto coruñés). Es más, aunque ya lo están como anfitriones, los coruñeses podrían dejar incluso sellada su clasificación matemática para la Copa del Rey de A Coruña que será del 19 al 22 de marzo a falta de cuatro jornadas para el final de la primera vuelta. Así de apabullante está siendo su dominio.

Por eso son favoritos hoy en Voltregá, si bien es imposible fiarse de un equipo que tiene jugadores para aspirar a estar más arriba. A las órdenes de Manolo Barceló hay nombres como los del veterano Petxi Armengol, siempre muy motivado cuando se enfrenta al Liceo, el también experimentado Mia Ordeig y un goleador nato como Erik Vargas, además de los jóvenes Adriá Ballar y Aleix Molas. Los de San Hipolit perdieron contra Caldes (5-3), Igualada (2-6), Lloret (1-3) y Noia (5-1), también contra el Barça, al que apretaron hasta el final (3-2) y consiguieron sacarle un empate tanto al Lleida (1-1) como al Reus (1-1), además de al Vic (1-1). Resultados muy ajustados que advierten que sin pelea no habrá posibilidad de ganar allí.

El viernes, visita del Girona

La derrota contra el Reus en la Supercopa, la única del Liceo hasta el apsado fin de semana, supuso un punto de inflexión para la plantilla verdiblanco. La del Oleiveirense puede servirle también como incentivo para afrontar una semana complicada con tres partidos en seis días porque al del sábado y al de hoy le seguirá otro el viernes, cuando el Girona visita el Palacio de los Deportes de Riazor (20.45 horas).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes