11 de marzo de 2020
11.03.2020
Caso 'Oikos'

La plantilla del Reus, imputada por amañar el partido contra el Valladolid en 2017

Otras seis personas, todos empresarios, prestarán declaración como investigados en el proceso

11.03.2020 | 14:10

El juez de Huesca que instruye el caso 'Oikos' de amaños de partidos ha citado a declarar como investigados por un delito de corrupción en el deporte a los 26 componentes de la plantilla del Reus en la temporada 2016-2017, así como a siete personas residentes en Málaga, empresarios la mayoría, por un supuesto delito de estafa.

Dicta así el juez de instrucción número cinco de Huesca nuevas diligencias previas relacionadas con supuestos amaños de partidos de fútbol profesional en Primera, Segunda y Tercera división, en un auto al que ha tenido acceso Efe.

El juez ordena que se practiquen nuevas pruebas y que se tome declaración, en calidad de investigados, a los 26 componentes de la plantilla del Reus en la temporada 2016-2017 por su participación en un delito de corrupción en el deporte en el partido Reus-Valladolid que se jugó el junio de 2017 y que se saldó con un 2-0 a favor de equipo catalán. Los vencedores no se jugaban nada pero el Valladolid luchaba por meterse en el Promoción de Ascenso, algo que no logró y que sí hizo el Huesca, que acabó sexto en la Liga regular.

Fuentes de la investigación avanzaron a Efe en noviembre que el Huesca habría desembolsado fondos en metálico a la plantilla del Reus tras la mencionada victoria para facilitar su acceso a la última plaza de la Promoción de Ascenso.

Además, el juez vuelve a citar a declarar, en calidad de investigado, al exjugador del Deportivo de La Coruña y de la S.D Huesca Íñigo López por su supuesta participación en varios delitos de corrupción en el deporte (relacionados con los partidos Sariñena-Cariñena de abril de 2017; Reus-Valladolid de junio de 2017 y Huesca-Nastic de Tarragona de mayo de 2018) y otro de pertenencia a organización criminal.

Íñigo López ya fue detenido en mayo de 2019 en la primera fase de la operación 'Oikos' y puesto después en libertad con cargos por corrupción y cooperación en estafa y organización criminal. Por haber apostado conociendo supuestamente el resultado del partido Huesca-Nástic de Tarragona del 27 de mayo de 2018 el juez cita a declarar como investigadas a siete personas, todas ellas residentes en Málaga, por un supuesto delito de estafa.

Perjuicio económico

El amaño de este partido de Segunda División, que acabó con victoria por 0-1 del equipo catalán cuando el Huesca ya estaba ascendido y el Nástic a 29 puntos, disparó las apuestas, hasta el punto de que el volumen de dinero llegó a ser hasta 14 veces más elevado al normal para esa categoría. El juez ordena a la dirección general de Ordenación del Juego que cuantifique el perjuicio económico causado por la "posible predeterminación fraudulenta" de este encuentro.

Y ordena el magistrado la toma de declaración, en calidad de investigado, de Luis Ardid, responsable de Catering San Lorenzo, una empresa proveedora de la S.D Huesca, por un supuesto delito de corrupción en el deporte, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales.

También ordena tomar declaración a la persona jurídica S.D Huesca, en la persona de su consejero delegado, Manuel Torres, por supuesta corrupción deportiva en el desarrollo de los partidos Reus-Valladolid y Huesca-Nástic.

En el auto, el juez ordena que el volcado del teléfono móvil de Carlos Aranda, exjugador de varios equipos de Primera División y considerado, supuestamente, el cabecilla de la trama, se analice en el juzgado número 5 de Huesca y se autorice la transcripción de las conversaciones y el análisis de los archivos multimedia.

Dada la complejidad de la causa, el juez acuerda oír a la Fiscalía y a las partes para determinar si procede prorrogar en dieciocho meses el plazo máximo de instrucción.

Por otro lado, el abogado Juan Gonzalo Ospina, representante de los jugadores Samu Sáiz y Carlos Martín Briones, investigados también en el caso 'Oikos', ha solicitado que se acelere el proceso y que se informe con carácter de urgencia del estado del volcado de los móviles de sus clientes, para el que el juez dio un mes de plazo a la Policía el 30 de enero.

Dado que ha pasado más de un mes, el letrado pide el "impulso procesal" para que el juez pueda resolver sobre la solicitud de archivo y sobreseimiento respecto a Samu y Briones al considerar que los pinchazos telefónicos realizados a los dos jugadores por orden judicial hablaban sobre videojuegos y no sobre amaños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes