El presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Bernard Giudicelli, no descarta que Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada y que este año se celebrará en septiembre, pueda disputarse a puerta cerrada por la pandemia. "No descartamos ninguna opción. Organizarlo a puerta cerrada permitiría que parte del modelo económico funcionase".