10 de junio de 2020
10.06.2020
La Opinión de A Coruña
Fútbol / baloncesto

El CSD tomará la "última decisión" sobre la asistencia a los estadios

El Gobierno aprobó un Real Decreto con el fin de "garantizar la equidad" en las competiciones de fútbol y de baloncesto, previa "consulta" con LaLiga y la ACB

10.06.2020 | 01:51
Vista del pabellón de deportes de Madrid durante una final de la Copa del Rey de baloncesto. Efe

El Consejo Superior de Deportes (CSD) tomará la "última decisión" sobre la presencia de público en las gradas de los estadios de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank, tras consultar con LaLiga, las comunidades autónomas y el ministerio de Sanidad, anunció ayer el Gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros.

El Ejecutivo aprobó este martes un Real Decreto en el que se establece las medidas correspondientes a la "prevención" de las ligas profesionales de fútbol y baloncesto recaerá en el CSD, previa consulta con LaLiga y la Liga ACB, las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

"El Real Decreto residencia en el CSD las medidas de prevención de las dos competiciones profesionales de fútbol y baloncesto, que, a mi juicio, es garantizar la equidad de competición. Será el CSD el que deberá de tomar la última decisión al respecto", señaló en rueda de prensa.

El Gobierno zanjó así la pretensión del presidente de LaLiga, Javier Tebas, quien se declaró favorable a la presencia de los aficionados en los estadios de fútbol "donde se pueda" en función de la evolución del procesos de desescalada por la pandemia del Covid-19.

"Se tiene que jugar en las mismas condiciones. Será el CSD el que tomará una decisión al respecto conforme vaya evolucionando la pandemia", respondió Illa en alusión al hipotético caso de que pudiera haber público en los campos de fútbol antes de que concluya el curso 2019-20.

Illa insistió en que el Real Decreto, que se podría llamar de la "nueva normalidad", recoge todas aquellas medidas que estaban vigentes durante el Estado de Alarma decretado por el Gobierno por el Covid-19, "y que deben seguir en vigencia" hasta que se derrote "definitivamente" al virus cuando se disponga de una terapia eficaz o de una vacuna.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ya había advertido esta medianoche que no era partidario de abrir aquellos estadios que se pudiese como decía el presidente de LaLiga, Javier Tebas, que se había mostrado el domingo en El Partidazo de Movistar "partidario de jugar con gente cuando se pueda y en aquellos lugares donde se pueda".

"No comparto la segunda reflexión de Tebas, que donde se pueda debe abrirse al público. Rompe el esquema de igualdad. El Ministerio lo va a valorar a través del CSD, y con Sanidad, LaLiga y las Comunidades Autónomas. Si puede entrar público, debe valer para todos", aseguró en Onda Cero.

La posición del Gobierno ha sido firme en este sentido desde que la pasada semana, el presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, sorprendiese al decir que tenía el visto bueno de las autoridades canarias y de LaLiga para que entrase parte de la afición al Gran Canaria en la visita del Girona.

"He venido hablando con Ángel Víctor Torres (presidente del Gobierno canario) y Antonio Morales (presidente del Cabildo), y si se daban una serie de circunstancias podríamos ser el único equipo de las ligas de máximo nivel donde los aficionados de la UD pudiesen asistir al Estadio Gran Canaria, y eso es lo que va a suceder", aseguró Ramírez en la radio del club el pasado 1 de junio.

El dirigente recalcó entonces que LaLiga estaba "encantada de que se pueda retransmitir a un equipo con público en las gradas" y que contaban con el beneplácito del Gobierno de Canarias al tener este ya las competencias sanitarias tras el paso a la Fase 3.

Sin embargo, Irene Lozano, presidenta del CSD, le replicó al día siguiente que el público de momento sería "imposible", apelando al argumento del principio de igualdad deportiva. "No se puede ir a los estadios, el acuerdo con LaLiga fue reanudarla a puerta cerrada y así se va a hacer", sentenció.

"Me extraña que después de todo ese esfuerzo para acompasar los entrenamientos, ahora en los últimos 100 metros venga alguien como si la competición no la hicieran todos. Si no estamos todos en la misma fase de la desescalada es radicalmente imposible que haya público en unos estadios y en otros no", aseveró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes