La temporada ya terminó para el Básquet Coruña, pero en la directiva nadie se va de vacaciones. El club trabaja a toda máquina para cerrar cuanto antes el presupuesto del próximo curso y empezar las incorporaciones. Ya se conoce que no seguirán el coruñés Carlos Martínez, Sean Smith y Perris Blackwell y que Pablo Ferreiro, Gaizka Maiza, Augustas Peciukevicius y Abdou Thiam son los únicos integrantes de la plantilla del año pasado que tienen contrato en vigor. Alberto Méndez, directivo naranja, admitió estar en conversaciones con otros jugadores del año pasado para ampliar su vinculación. "Se está trabajando intensamente pero también estamos pendientes de que terminé la ACB", señaló. Pero sobre todo hay que esperar a cerrar el presupuesto, que se espera que sea inferior al de la campaña anterior. "Habrá patrocinadores que se caerán pero con los principales tenemos muy buena sintonía y se irán confirmando la mayoría de ellos. Eso es importante para tener un presupuesto aceptable y hacer una plantilla competitiva", aseguró y lamentó no conocer qué va a pasar con uno de los pilares del club, la afición: "No vamos a poder contar con todas las butacas y la campaña de abonados no sé qué forma va a tener".