04 de julio de 2020
04.07.2020
La Opinión de A Coruña
traineras

La Bandeira Cidade da Coruña, primera competición en abierto

La elite del remo español inaugura la temporada de la ACT en la ensenada del Orzán. Ares y Cabo da Cruz, representantes gallegos

04.07.2020 | 00:46
Vista del campo de regatas en una de las pruebas del año pasado.

La ensenada Riazor-Orzán será el escenario de la primera gran competición deportiva abierta al público en A Coruña desde que se decretase el estado de alarma el pasado 14 de marzo. La elite del remo español iniciará la temporada en aguas coruñesas, en las que contenderán 16 traineras (12 masculinas y 4 femeninas) en las IV y III Bandeira Cidade da Coruña.

A las 18.00 horas se dará el pistoletazo de salida a la primera de las tres tandas de la competición masculina; pero serán las mujeres las que abran la jornada sabatina a eso de las 17.40 horas con la III Bandeira Cidade da Coruña. Las dos traineras de Orio inician la defensa del título en una temporada en la que Galicia estará representada por las coruñesas Cabo da Cruz y Ares.

Orio, Donostia Arraun Lagunak, Donostiarra y Hondarribia serán las primeras en el campo de regatas, en el que tendrán que cubrir una distancia de1,5 millas marinas (2.778 metros) con dos largos y una ciaboga.

Después saldrá la primera serie de la competición masculina, en la que estarán Ares, Donostiarra, Ondarroa y Orio; een la segunda remarán Lekittarra, Santurtzi, Cabo y Zarautz, y en la tercera y última, Hondarribia, Kaiku, Urdaibai y Zierbena, que contenderán durante 3 millas marinas (5.556 metros) con cuatro largos y tres ciabogas.

La presencia de la Liga ACT en un campo de regatas completamente abierto al público lleva a la organización a reclamar sentidiño a los aficionados, porque si bien la ACT desarrolla un severo protocolo de seguridad a causa de la pandemia que generó el Covid-19, no puede controlar la asistencia de público a los distintos puntos de la costa desde los que se puede seguir las regatas. "Nosotros tenemos un protocolo que cumplimos con rigor. El paddock -en la zona de Riazor- está cerrado y también las gradas están controladas, pero lo que no podemos es prohibir nada a las personas que ocupan un espacio público", aseguran desde la organización. "Nosotros ya hemos recomendado que se siga la regata por televisión, por internet o por la radio, pero poco más podemos hacer que solicitar responsabilidad a los espectadores", añade el portavoz de la organización.

Ayer por la tarde las embarcaciones tomaron contacto con el mar coruñés, por el que los diversos equipos se ejercitaron desde primera hora de la tarde ante la expectación de los miles de personas que circularon a lo largo del paseo marítimo en sus diversos tramos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes