El Compostela eliminó al Barco en la primera semifinal del play off de ascenso a Segunda B disputado ayer en Balaídos. Los santiagueses golpearon dos veces seguidas en el primer cuarto de hora de partido y aunque un gol olímpico de David Álvarez alimentó las esperanzas de los ourensanos, la sentencia llegó ya en el descuento por medio de Gabri Palmás para el 3-1 definitivo.

Después de una parada de Oviedo ante Primo y una pelota que se paseó por el área pequeña valdeorresa sin encontrar rematador, un centro de Bicho a los ocho minutos acabó con la volea con la izquierda de Jimmy. por el palo que cubría el guardameta. Muy poco después, un balón desde la esquina fue empujado por Primo en el segundo palo. Arrancó el Barco yendo a buscar arriba al Compostela, con la intención que no sacasen el balón jugado y tuviese que ser Pato Guillén el que iniciase los ataques. Después de muchos minutos sin que pasase nada apareció David para embocar la pelota desde la esquina para el 2-1.

En el segundo tiempo, con el paso de los minutos y ante la imposibilidad de hacer más goles, las fuerzas fueron menguando y la cabeza dejó de recibir la sangre precisa, con lo que el Compostela, limitándose a aguantar, conquistó la final. Hoy será el turno para el Ourense y el Arousa, que buscarán la otra plaza en la gran final del día 25.