La última jornada de LaLiga Santander pondrá en juego hoy una plaza de descenso, que tratarán de evitar Celta y Leganés, y dos de Liga Europa, una lucha mucho más abierta en la que figuran un total de cinco equipos.

Todos los partidos con algo en juego comenzarán a las 21.00 horas y sin duda los más dramáticos se disputarán en Butarque, donde el Leganés intentará sorprender al Madrid para soñar con la salvación, y en Cornellá, punto final del agónico final de temporada del Celta, que en las últimas jornadas ha desperdiciado varias ocasiones para salvar la categoría.

El equipo gallego tiene un punto más que el Leganés y también cuenta a su favor la diferencia de goles, por lo que sus cuentas son claras: si gana al Espanyol estará salvado; si empata o pierde, descenderá en caso de que el equipo madrileño venza al flamante campeón de la Liga. Es decir, depende de sí mismo y por lo tanto es que el más opciones de permanencia tiene.

Por ello, el objetivo del Celta es sumar la victoria en campo del colista y no tener que mirar lo que ocurre en el sur de Madrid entre el Leganés y el ya campeón equipo blanco. Tres puntos sumados de los últimos 18 en juego han condenado al equipo vigués, un año más, a un final de temporada mucho más emocionante de lo que le hubiera gustado a sus aficionados.

Además, Óscar García sufrirá las importantes bajas por sanción de Nolito y Rafinha, mismo motivo que impedirá jugar a los locales Raúl de Tomás, Darder y Bernardo.

En cuanto a la pelea por Europa, ya están repartidas las cuatro plazas de Champions y una de Liga Europa (Villarreal), por lo que faltan dos por discernir de la segunda competición continental. Los aspirantes son Real Sociedad (55 puntos), Getafe (54), Valencia (53), Granada (53), y Osasuna (51), aunque el equipo navarro lo tiene prácticamente imposible. Todos los implicados se miden con rivales que ya no se juegan nada importante y el más complicado de todos es el Atlético de Madrid, que recibirá a la Real Sociedad, partido del que esperan sacar tajada de sus perseguidores.

Igual que el equipo donostiarra, también depende de sí mismo el Getafe, que visita al Levante. Pese a que encadena otra racha de cinco jornadas sin sumar la victoria, el equipo azulón tiene en su mano una nueva clasificación para Europa ante un Levante peligroso pese a que lleva semanas de vacaciones, como demostró en Vigo (2-3). José Bordalás no podrá contar con los sancionados Etxeita y Nyom ni el lesionado Etebo.

Al acecho del Getafe, con tan solo un punto menos se encuentran dos equipos. El Valencia, que ha llegado con opciones al último día pese a la acumulación de problemas, visita a un Sevilla que se mantiene invicto desde el confinamiento. Con Jaume Costa y Diakhaby fuera por sanción, Voro intentará despedirse con una alegría de su enésimo trabajo como apagafuegos en el banquillo blanquinegro.

Por su parte, el Granada recibe al Athletic, de Bilbao que se quedó sin opciones europeas la pasada jornada, con la importante ausencia de Darwin Machís. El equipo nazarí ha completado una sobresaliente temporada en su vuelta a la máxima categoría y sueña con la guinda continental.