19 de septiembre de 2020
19.09.2020
La Opinión de A Coruña
polideportivo

La Xunta autoriza el contacto físico pero impone el uso de mascarilla

"Nosotros ya llevamos desde junio con la mascarilla. Es posible y nadie ha protestado", dice Pedro Garrapucho, dueño de un club de taekwondo

19.09.2020 | 01:25
Los alumnos de la Escuela de Taekwondo Garrapucho entrenan con mascarilla.

La Xunta estableció ayer la obligatoriedad de utilizar la mascarilla en los entrenamientos y competiciones federadas y de ámbito autonómico en aquellos deportes, tanto individuales como colectivos, en los que es necesario el contacto físico entre los participantes. La modificación introducida en el DOG (Diario Oficial de Galicia) levanta no obstante la prohibición del contacto físico, lo que hasta el momento solo estaba permitido para aquellos equipos que competían en ligas de categoría nacional. El deporte no profesional estaba limitado a los entrenamientos individuales, todavía sin poder jugar partidos. Además, establece como excepción del uso de la mascarilla a aquellos deportes cuyas federaciones que elaboren un protocolo propio en las que se recojan medidas alternativas de protección. Un paso más hacia la vuelta a la práctica deportiva, aunque los horarios de las instalaciones municipales para la temporada todavía no están disponibles, lo que mantiene parado a la mayoría de clubes de la ciudad.

En A Coruña, no obstante, ya hay gimnasios privados en los que se practican también artes marciales que desde el pasado mes de junio, cuando se permitió la vuelta a la práctica deportiva a través del protocolo Fisicovid-DXTgalego, ponen en práctica la obligatoriedad de entrenar con mascarilla como una medida de protección. "Y es posible hacerlo", confirma Pedro Garrapucho, el dueño de uno de ellos en el que la especialidad es el taekwondo, "solo hay que adaptar los ejercicios para que sean asequibles a nivel respiratorio y cardiológico", añade. "No es la situación ideal, pero como dice la niña del famoso vídeo... peor es morirse", bromea.

Dejando de lado lo que considera como "la mejor definición" de todas las medidas que se intentan implementar para contribuir a frenar los contagios, Garrapucho también agradece la actitud tanto de los clientes como de los padres de los niños de la escuela. "No hemos tenido ni una sola queja, es más, creo que los padres agradecen que nuestros protocolos vayan más allá que los de la propia federación, con distancia, espacios acotados y clases reducidas, toma de temperatura e higiene con geles hidroalcohólicos", asegura. En cuanto a la competición, afirma que no es un objetivo que le preocupe a corto o medio plazo. "Por las características de las artes marciales, en nuestra escuela los niños vienen a disfrutar y aprender", matiza.

El pasado 15 de junio, la Xunta de Galicia y la Secretaría Xeral para o Deporte aprobaron el protocolo de la vuelta al deporte en la comunidad, que a lo largo de estos tres meses ha ido sufriendo modificaciones en función de la situación epidemiológica, que siempre es la que va marcando la evolución de los tempos. "Conforme al sexto punto de dicho acuerdo, las medidas preventivas previstas en el mismo deben ser objeto de seguimiento y evolución continua con el fin de valorar su adecuación al momento a la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria", relata el artículo publicado ayer por el DOG. "El deporte gallego lleva preparándose en su conjunto varios meses para responder como sistema inteligente y hacer frente con las debidas garantías a los riesgos derivados de la crisis provocada por el Covid-19", continúa.

Por eso, Julio García Comesaña, nuevo conselleiro de Educación, resuelve que "la práctica de la actividad deportiva federada de competencia autonómica podrá realizarse de forma individual o colectiva", aunque siempre de acuerdo con los protocolos de las distintas federaciones elaborados en función del modelo que establece el Fisicovid-DXTgalego. Estos deben incluir "las condiciones para la realización de entrenamientos y para la celebración de competiciones", además de identificar las "situaciones potenciales de contagio" y establecer "las medidas de tratamiento de riesgo".

La Xunta sigue recomendando que siempre que sea posible los deportistas tendrán que intentar mantener la distancia mínima interpersonal de un metro y medio. Pero añade que los protocolos deben prever que "cuando la actividad deportiva suponga contacto físico entre las personas que lo practican deberá utilizarse la mascarilla, salvo que el protocolo respectivo de incluyan medidas alternativas de protección específicas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook