28 de septiembre de 2020
28.09.2020
La Opinión de A Coruña
hockey sobre patines

Cuenta atrás para el reencuentro

El Liceo confirma que el partido del viernes contra el Taradell será con público

28.09.2020 | 00:58
Vista del Palacio de Riazor en el Liceo-Barcelona de la temporada pasada.

Después de exitoso estreno en la OK Liga, con una contundente victoria por 0-4 en Igualada, el Deportivo Liceo ya cuenta los días que le quedan para el próximo partido, que será el viernes (20.45 horas) contra el Taradell. Supondrá el primer encuentro en el Palacio de los Deportes de Riazor y, según el club verdiblanco, el reencuentro con la afición. Porque la entidad liceísta afirma que podrá haber público en las gradas. No sabe la cifra, aunque estima que en torno a 400 personas, ni tampoco cómo hará la selección, de la que informará en los próximos días a través de sus habituales canales de información. Pero ya es un paso más hacia ese intento de recuperar poco a poco la normalidad. Primero volver a competir después de seis meses. Y ahora volver a hacerlo arropado.

Este fin de semana las pistas catalanas ya demostraron que es posible la vuelta de los aficionados a los pabellones. Menos el Barcelona, que jugó a puerta cerrada en el Palau Blaugrana, y el Vic, el resto permitieron el acceso a los recintos deportivos, con aforos muy dispares, desde los 50 en Caldes a los 350 en Igualada y las más de 400 personas en Reus. El Borbolla, sin embargo, tuvo que conformarse con limitar la entrada a 30 aficionados, la mayoría familiares de las propias jugadoras del equipo, pero teniéndose que quedar mucha gente fuera.

Los diferentes protocolos en las distintas comunidades autónomas provoca desigualdades entre los equipos, no solo en hockey sobre patines. Mientras en Cataluña ha arrancado la competición en todas las categorías, incluidas las de los más pequeños, aquí en Galicia el calendario no tiene visos de sortearse próximamente y todavía hay niños que no han podido ni empezar a entrenar.

Uno de los puntos más polémicos es la realización de pruebas. El Consejo Superior de Deportes no las impuso en el protocolo para la vuelta al deporte no profesional, aunque sí las recomienda. Además, apunta que en cada autonomía mandará la norma local. La Xunta de Galicia sí tiene una normativa específica para los equipos de categoría nacional a los que exige test cada 14 días y además, pide que los rivales que visiten el territorio gallego para jugar contra ellos también se lo hagan. Esto provocó que hubiera dudas sobre el encuentro entre el Borbolla y el Alcorcón, que desconocía este punto del reglamento gallego y no se realizó ninguna prueba antes de viajar a A Coruña para jugar contra el equipo de Monte Alto. Sin embargo, nada más llegar a la ciudad, acudió a una clínica para pasar los test rápidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook