03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de A Coruña
baloncesto

Suspendida la Copa Galicia, Leyma y COB jugarán un amistoso

Las restricciones en Ourense impiden disputar el partido oficial en esa ciudad

03.10.2020 | 00:57
Peciukevicius, en el partido contra el Oviedo.

Debido a la situación sanitaria en Ourense, que hoy estrenó las nuevas restricciones anunciadas ayer por la Xunta, entre ellas la prohibición de reunirse a las personas no convivientes, el partido de Copa Galicia que hoy tenía que disputar el Leyma Coruña contra el COB en el Paco Paz fue suspendido. Ambos equipos finalmente se verán las caras a la misma hora, pero en el Palacio de los Deportes de Riazor (12.30 horas) y en un encuentro amistoso y no de la competición autonómica, que todavía no tiene fecha ni lugar. En el aire está también el último duelo de pretemporada que había anunciado el club naranja para el próximo sábado día 11, también en Ourense, pendiente de la evolución de la pandemia. Lo que no se mueve es el enfrentamiento del miércoles en el Palacio de los Deportes de Riazor (19.00 horas) contra el Breogán correspondiente a la Copa Galicia.

"Debido a las nuevas restricciones y a la situación sanitaria de nuestra ciudad, el encuentro de mañana -por hoy- ante el Básquet Coruña queda suspendido a la espera de encontrar una nueva fecha para disputarlo", informó el COB en su cuenta oficial de Twitter. "En este momento, lo más importante es ganarle la batalla al enemigo invisible y minimizar riesgos", añade el club ourensano. "Informaremos de la nueva fecha o localización del encuentro en cuando nos sea posible", puntualizó. Horas después era el Leyma el que anunciaba el amistoso.

El equipo dirigido por Sergio García debuta en la LEB Oro el próximo día 16 en Burgos y, hasta el momento, solo ha jugado dos partidos amistosos, ambos saldados con victoria. El primero contra el Vitória de Guimarães, con Augustas Peciukevicius como protagonista; y otro frente al Oviedo, con Perris Blackwell como líder. Los naranjas buscan el tercer triunfo ante un equipo de su categoría al que le falta rodaje, como demostró el jueves con su abultada derrota frente al Breogán (81-54). Una nueva oportunidad para los coruñeses de probar la máquina y su fiablidad, pendientes de la incorporación de Monaghan, llegado esta semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook