05 de octubre de 2020
05.10.2020
La Opinión de A Coruña
Fútbol

Empate de un ambicioso Sevilla

El Barcelona cede ante los andaluces sus primeros puntos en la temporada

05.10.2020 | 01:09
Coutinho celebra el gol que permitió al Barcelona empatar el partido.

El Barcelona se dejó sus primeros dos puntos en LaLiga Santander 2020-2021 después de no pasar del empate en el Camp Nou ante un ambicioso Sevilla, que demostró su paso adelante para frenar al conjunto catalán, más espeso que en sus dos primeros encuentros.

Fue un partido trepidante de principio a fin, en el que el campeón de la Liga Europa se mostró superior por momentos y nunca le perdió la cara a un choque en el que los blaugranas no pudieron imponer el fútbol ofrecido ante el Villarreal y el Celta, sobre todo en su frente ofensivo.

El conjunto sevillano fue el que golpeó primero, en una saque de esquina que quedó muerto en el área para que Luuk de Jong no perdonase. Sin embargo, la alegría le duró a los visitantes minuto y medio, el tiempo que tardó el Barça en encontrar la típica entrada de Jordi Alba por la izquierda. Jesús Navas la pudo cortar con esfuerzo, pero dejó el balón a merced de Coutinho que tampoco falló.

Pese a todo, el Sevilla no renunció a las intenciones que había mostrado desde el pitido inicial y demostró su mejoría respecto al año anterior cuando salió goleado (4-0) del Camp Nou. Presionó muy arriba para entorpecer la salida de balón local, y le funcionó gracias al trabajo de Rakitic, Jordán y Fernando, mientras que estuvo firme atrás con Koundé y Diego Carlos para no sufrir demasiado en los espacios que dejaba a un Ansu Fati menos efervescente y un Leo Messi poco protagonista, aunque tuvo la mejor de los suyos antes del descanso.

Además, el equipo andaluz no dudó en desplegarse con velocidad por los costados, donde esta vez destacó Suso por la derecha a falta de un mayor empuje de Ocampos. Por allí tuvo dos buenas opciones con un centro de Navas que no pudo empujar Fernando, y un disparo del exjugador del Milan tras una pérdida de De Jong.

El guión no varió en exceso en la segunda parte, aunque aumentó el dominio sobre el campo de los de Julen Lopetegui, ambiciosos y tomando los mismos riesgos para buscar algo más. Los de Ronald Koeman no pudieron tener el control del partido y tampoco encontraron la forma de realizar buenas transiciones, aunque Griezmann, casi en su única aparición, tuvo una al principio.

Los dos técnicos decidieron mover sus banquillos para refrescar a sus equipos y ambos lo hicieron con cambios ofensivos con las entradas de Trincao (Griezmann) y Pedri (Ansu), y de Munir (Suso) y En-Nesyri (Ocampos). El marroquí envió un centro que, tras tocar en Araújo, se fue al larguero en lo que fue el mayor susto para Neto en el segundo acto.

Con el paso de los minutos, el Sevilla fue perdiendo algo de fuelle, aunque no renunció a mirar hacia delante. Sin embargo, los minutos finales, con el debut de Dest como lateral izquierdo por la lesión de Alba, fue Bono el que peor lo pasó. El portero sevillista metió una buena mano a un disparo de Messi y tapó bien el peligroso intento de Trincao para amarrar un valioso punto y demostrar que tiene ganas de dar guerra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook