17 de octubre de 2020
17.10.2020
La Opinión de A Coruña
Fútbol

El enredo interminable

Arranca la Segunda División B más caótica desde la configuración de la categoría, con quejas por el sistema de arrastre de puntos y la fase de ascenso a Segunda

17.10.2020 | 01:12
El enredo interminable

Tardó en llegar pero la nueva Segunda División B arranca hoy. En Galicia lo hará con el Guijuelo-Celta B a las 17.00 horas en campo del club castellano. Se abre hoy la categoría de bronce con el sistema más extraño y caótico de la historia. Por suerte, solo se trata de un año de transición hacia el plan que entrará en vigor el siguiente curso, pero el mapa final de esta temporada está lleno de trampas y enredos que han enervado a numerosos dirigentes de los clubes implicados, sobre todo de aquellos que invirtieron para hacer un equipo para ascender a Segunda División B. La polémica es mayúscula. Casi nadie está satisfecho. Especialmente con el sistema de arrastre de puntos para la segunda fase del torneo. Muchos protestaron en las reuniones previas, otros silenciaron.

Por primera vez, la Segunda División B tendrá 102 equipos, los 80 habituales de la categoría, dividida antes en cuatro grupos de 20, y 22 procedentes de Tercera. También se incluyen los clubs que bajaron de Segunda. El Covid detuvo la competición de Segunda B el pasado marzo tras la jornada 28. No hubo descensos, pero sí ascensos, lo que propició la necesidad de una remodelación, que se considerada caótica, e injusta por el sistema de competición, pero ahora la protestas ya no sirven.

El Subgrupo 1-A, al que pertenece el Deportivo, arrancará esta tarde con el Guijuelo-Celta B (17.00 horas). El resto de los encuentros serán mañana por la tarde, con un único enfrentamiento entre equipos gallegos en esta jornada inaugural (Racing Ferrol-Pontevedra, A Malata a las 17.00 horas). El Compostela visitará al Unionistas de Salamanca (16.30); el Coruxo recibirá al Zamora (17.00) y la jornada concluirá con el Deportivo-Salamanca (Riazor, 19.00 horas).

Deportivo, Racing de Ferrol y Pontevedra son, a priori, los favoritos para alcanzar las tres primeras plazas que conduzcan a la segunda fase que llevan a los play de ascenso; los técnicos advierten del potencial del Coruxo y también de las expectativas del Celta que, como todo filial, siempre puede sorprender.

Ahora poco se puede decir, pero casi todos los clubes se esforzaron en pelear porque no se produjese el arrastre de puntos de la primera fase a la segunda, pero sin éxito. Una de las voces que más se escuchó, por parte de los representantes gallegos, fue la de Lupe Murillo, presidenta del Pontevedra. "Es un sistema que no nos gusta. Quisimos parar y cancelar, pero no nos hicieron caso. Se hizo todo mal. Y así se lo dije al presidente Rubiales", cuenta la mandataria granate. "Se trata de un cambio extraño y sin sentido. No jugamos en igualdad de condiciones", añade Murillo. En su opinión, hay un claro desequilibrio entre el grupo gallego y el subgrupo B que es el formado por asturianos y el resto de los equipos de Castilla y León, en el que Burgos, Cultural Leonesa, Numancia y Valladolid B parten con el cartel de poderosos, sobre todo ante los conjuntos asturianos, cuya principal aspiración es no descender a Tercera División.

La diferencia entre el subgrupo A y el subgrupo B, de este Grupo 1, es enorme, pues los segundos tienen ventaja inicial de cara a la segunda fase, ya que se trata de una competición muy desigual. ¡El arrastre! Es contra lo que pelearon la mayoría de los equipos, excepto algunos de los grandes. Es una queja unánime en el fútbol español, pues incluso en Andalucía son contrarios. Noly Gómez, presidente del San Fernando, es uno de los más contundentes y en este caso contra todo el sistema de competición. "Lo único que han conseguido es hacer el pozo más hondo. En 18 partidos te juegas la vida. No hay tiempo de reacción. Si fallas no vas a ningún lado aunque acabes entre los tres primeros porque los puntos cuentan y no dará tiempo a recuperarse".

El dirigente del conjunto andaluz no ve ni un solo punto a favor de la Liga de 102 equipos. "Lo único bueno era ahorrar en viajes y nos han metido a los tres canarios. La federación se piensa que somos amateurs y no pintamos nada. Eso duele mucho. El año pasado pagamos 38.000 euros de seguridad social y miles de impuestos", se queja Gómez, que todavía tiene el resquemor por la suspensión de la Liga cuando su equipo estaba a tres puntos de la cuarta plaza. "Era nuestro año", lamenta. En A Coruña nadie se quejó ni del sistema; si acaso de la configuración de los subgrupos; nada más.

Esta tarde arranca todo para el deportivismo con el Guijuelo-Celta B; pero sin perder de vista el Sporting de Gijón B-Cultural Leonesa, que también se jugará esta tarde (16.45 horas) con los leoneses como principales favoritos, ante un rival que es una incógnita. Su condición de filial le concede cierto valor, pero de momento no se sabe hasta dónde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook