18 de octubre de 2020
18.10.2020
La Opinión de A Coruña
halterofilia

Irene Blanco gana y se proclama campeona de España júnior en casa

Ruth Fuentefría y Jennifer Tocuyo también se subieron al podio

18.10.2020 | 01:17
Irene Blanco.

Todas las miradas estaban ayer puestas sobre Irene Blanco. La campeona del mundo juvenil competía en casa en el Campeonato de España júnior y no decepcionó. Al igual que en Las Vegas hace ya un año, la representante del CH Coruña fue la gran dominadora de la categoría de 87 kilos con un triple oro: arrancada, dos tiempos y total olímpico. Pero no fue la única local en subirse al podio. También lo hicieron sus compañeras de club Ruth Fuentefría y Jennifer Tocuyo, subcampeonas de España en 45 y 49 kilos. La viguesa Amy Abelleira (71 kilos) sumó la otra actuación destacada gallega de la primera jornada con otra plata.

Irene Blanco levantó 95 kilos en arrancada y 110 en dos tiempos para un total olímpico de 205. Las marcas de Ruth Fuentefría, que estableció ocho récords gallegos, fueron de 57 (plata), 61 (bronce) y 118 (plata). Jennifer Tocuyo, por su parte, hizo intentos válidos de 49 (plata), 57 (plata) y 106 (plata).

En categoría masculina también participaron Jaime Fernández, del CH Coruña, que con un récord gallego quedó quinto en 67 kilos; y Alberto Rodríguez, del Sulyos, quinto también en 73 con seis plusmarcas autonómicas. La competición, que se disputa en la Sagrada Familia con estrictas medidas de seguridad, contó con la mitad de participantes de lo habitual para reducir el aforo.

Más opciones

Para la jornada de hoy solo quedan dos categorías en liza, las de 55 y 59 kilos de mujeres. En ambas hay presencia coruñesa con opciones de podio de la mano de Vega García en la primera y de Dariana Arancibia en la segunda. Al finalizar la competición, se hará la entrega de medallas y del trofeo a las mejores competidoras del campeonato, para lo que cuenta con muchas papeletas Irene Blanco. A la coruñesa le han fallado las competiciones internacionales del año, en las que tenía muchas esperanzas puestas, pero pese a la decepción no falló en la cita de casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook