El británico Tao Geoghegan Hart (Ineos) se impuso al esprint ante el australiano Jai Hindley (Sunweb) en la vigésima etapa del Giro de Italia, sobre un recorrido de 190 kilómetros entre Alba y Sestriere, y habrá un duelo por la victoria final entre estos dos corredores en la contrarreloj final de hoy en Milán.

Geoghegan Hart entró primero en cuatro horas, 52 minutos y 45 segundos tras aguantar una serie de ataques de Hindley en la última subida a Sestriere. Por centésimas de segundos de margen sobre Hart, será Hindley quien llevará la maglia rosa de líder de la general y saldrá último en la contrarreloj final de Milán, de 15,6 kilómetros, que coronará al nuevo campeón. Es la primera vez en los 103 de historia del Giro en la que dos corredores llegan a la contrarreloj final con exactamente el mismo tiempo en la general.

Tras la rebelión de la etapa del viernes, empezada con cuatro horas y medio de retraso y con un recorrido reducido a 124 kilómetros después de que los corredores se negaran a tomar la salida por las duras condiciones meteorológicas, la competición volvió a ser protagonista con un triple ascenso a Sestriere. Los corredores enfrentaron una jornada alpina con 3.500 metros de desnivel, abierta por una fuga de 17 corredores, entre los cuales Davide Ballerini y el colombiano Einer Rubio (Movistar) fueron los que más se lucieron.

Rubio llegó primero a la última vuelta del circuito de Sestriere, mientras que, en el grupo, el Ineos de Hart atacó y se alejó de un Wilco Kelderman en gran dificultad, cuando todavía faltaba 30 kilómetros para el final. Rohan Dennis protegió a Geoghegan Hart y solo Hindley consiguió aguantar su ritmo. Los tres corredores alcanzaron y superaron a Einer Rubio en la subida final.