02 de noviembre de 2020
02.11.2020
La Opinión de A Coruña
hockey sobre patines

El Liceo sentencia en cinco minutos

Cuatro goles seguidos en la primera parte acabaron con la defensa del Vendrell

02.11.2020 | 00:53

El Liceo vuelve a lo más alto de la OK Liga gracias a la victoria de ayer por 5-0 frente al Vendrell en un partido adelantado de la jornada nueve. Son ya cinco triunfos en cinco encuentros para sumar quince puntos e igualar en la primera plaza al Barcelona a pesar de que cuenta con un partido menos. En un Palacio de los Deportes de Riazor gélido y sin público, al conjunto de Juan Copa le bastaron cinco minutos para sentenciar el encuentro en la primera parte con cuatro goles prácticamente seguidos y especial protagonismo del francés Roberto di Benedetto. Después el ritmo bajó, a los locales les costó más finalizar cada jugada, pero aun así les dio tiempo a completar la manita con el quinto en el segundo tiempo. Sin aprovechar las oportunidades a bola parada ni las superioridades por las tarjetas azules al rival, la defensa liceísta hizo el resto. De nuevo la portería de Carles Grau se quedó a cero y ya van tres veces en cinco duelos, con solo cuatro goles encajados, una media de menos de uno por jornada.

Estuvo también bien bajo palos el coruñés y ex del Liceo Álvaro Shehda, razón por la que el marcador no fue más amplio. Lo demostró ya en los primeros minutos en los que frenó a un motivado Jordi Adroher. El 77 se quedó mano a mano con él, pero levantó bien la pierna el meta del Vendrell para frenarle, como minutos después repitió en otra gran jugada del catalán que se metió por el centro por el medio de dos defensas. Una azul a César Carballeira frenó el ritmo imparable de inicio. Necchi falló la directa y a continuación recibió otra azul que igualaba la contienda. Adroher no transformó la directa, así que ambos equipos se quedaron con tres efectivos en pista hasta que Franco Platero anotó el 1-0. Eso provocó que el Vendrell recuperara el cuarto hombre y el Liceo jugase en inferioridad, pero defendió bien y aguantó hasta la entrada de la segunda unidad.

Esta la lideró Roberto di Benedetto. Nada más entrar, con un misil teledirigido a las redes de la portería, marcó el 2-0. Y casi seguido, sin descanso, el tercero con un disparo muy similar, aunque más hacia la izquierda del ataque de su equipo. El francés protagonizó también la jugada del cuarto. Tiró sin tanto convencimiento, pero el rechace lo pilló Marc Grau para anotar el cuarto. Solo iban doce minutos y el encuentro ya estaba listo para sentencia, por más que quedaran otros 38. El Liceo buscó gustarse, el no va más. Incluso César Carballeira intentó sorprender con un fuerte disparo casi desde su área y desde fuera lo persiguió también Adroher. Sin embargo la primera parte murió con dos ocasiones a bola parada de los visitantes, una fala directa por la azul a Torres que Ferrer no pudo aprovechar y una penalti que Escala tampoco pudo convertir.

No era el día de la bola parada. Tampoco pudo Adroher con su directa, tras la azul a Curro Fernández, en el inicio del segundo acto. En superioridad numérica rozó el gol Oruste y poco después Di Benedetto se estrelló contra el palo, "¡A finalizar!", gritó Juan Copa desde el banquillo. Con la décima falta visitante, Torres tampoco pudo meter la directa. El quinto llegaría gracias a Marc Grau a diez para el final. El marcador ya no se movió más. El Liceo, muy cómodo en defensa, no se dejó sorprender y tampoco forzó la máquina en ataque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas