El Granada se impuso al Betis, lo que supone su segundo triunfo consecutivo para igualar en la quinta posición de la tabla con el Barcelona, mientras que el cuadro bético ve frenada con esta derrota la mejoría que había experimentado en las últimas semanas.

Dos goles de Roberto Soldado, el primero de penalti, en solo seis minutos antes de cumplirse el primer cuarto de encuentro dieron a los locales una clara ventaja que gestionaron con un gran trabajo defensivo antes un Betis que se mostró durante todo el choque inofensivo.

El inicio de partido fue eléctrico, con los dos equipos creando peligro. Cuando el Betis comenzaba a mandar, llegaron dos goles del Granada en seis minutos, los dos de Soldado, que fueron definitivos.