Alejandro Gómez, uno de los mejores atletas de la historia de Galicia, ha fallecido en su hogar esta mañana, a los 53 años, rodeado de toda su familia. Al olímpico le habían diagnosticado un tumor cerebral inoperable a mediados del año pasado. El tratamiento le había ayudado a prolongar durante algunos meses su vida, aunque desde el inicio se sabía que el desenlace era inevitable.

Gómez ha fallecido rodeado de toda su familia. El vigués ha afrontado con extraordinaria entereza el proceso de su enfermedad. Ha aprovechado estos últimos meses para ir despidiéndose de sus seres queridos y resolver asuntos que deseaba, como el matrimonio con Paula, su inseparable pareja durante los últimos años. Al hacer pública su enfermedad, también ha permitido que el atletismo y en general el mundo del deporte tanto gallego como español le haya tributado su homenaje y admiración.